Alimentación de los jugadores

La alimentación de cualquier individuo influye increíblemente en como el mismo transcurre su ritmo de vida y en el caso de los deportistas, este es un tema muchísimo más importante aún, ya que desempeñan acciones con su cuerpo que requieren de esfuerzo mucho más fuerte que el resto.

El autor G. Zeeb en su libro «Manual de entrenamiento del fútbol. 144 Programas de entrenamiento» establece que en su mayoría, los jugadores de fútbol no son profesionales por lo tanto sus hábitos alimenticios están marcados por una serie de factores ajenos a lo que en realidad un jugador debe comer, es por esto que él hace mención de una serie de alimentos que los participantes deben consumir antes del juego.

Alimentos pertenecientes al grupo de los carbohidratos, que le brindan energía al cuerpo, como por ejemplo puré de patatas, arroz hervido y pasta, tienen por lo general un tiempo de digestión de aproximadamente una (1) o dos (2) horas.

En el caso de vegetales sin cocinar, le brindan muchísima fibra al cuerpo y tienen un período de digestión entre una (1) o dos (2) horas también.

Cuando hablamos de proteínas, este grupo alimenticio ayuda a los músculos a recuperarse y la comida que el jugador podría consumir son huevos cocidos, pescados, carnes y tienen un período de digestión estimado entre dos (2) y cuatro (4) horas.

Es muy importante hacer mención de que la última comida de esta lista que debe realizar un jugador antes de un partido tiene que ser por lo menos tres (3) horas antes del inicio de la actividad.