Aspectos psicológicos a evaluar en los jugadores

Al momento de coordinar y entrenar a un grupo de jugadores pertenecientes a una plantilla, es importante tener en consideración los aspectos psicológicos que envuelven a cada uno de los participantes como individuos y de esta forma se puede predecir el comportamiento de los mismos ante futuras situaciones críticas de estrés, ansiedad y frustración.

El autor L. Cantarero establece en su libro «Psicología aplicada al fútbol: Jugar con la cabeza» que la observación de los jugadores es sumamente importante en este tema, tomando en cuenta los factores que alteran al jugador de forma positiva o negativa en el campo.

Es por esto que el experto recomienda tener en consideración los siguientes aspectos:

El trabajo en equipo que ejecute cada uno de los jugadores, especialmente los roles deportivos y extradeportivos que desempeñan en el grupo, el respeto a las normas y el sentimiento de pertenencia al equipo.

Las capacidades cognitivas de los jugadores, como por ejemplo, la intuición, concentración y atención que desempeñen ante las recomendaciones y exigencias que se les establezcan. Es importante en este caso, tener en consideración la influencia de las distracciones y equivocaciones de los individuos.

Capacidades emocionales de los jugadores, debido a que se deben límites entre lo que se vive en la cancha y lo que se vive en otros ambientes en los cuales el jugador se desempeña, desde los vestidores hasta la vida familiar del mismo. Igualmente los conceptos de autoestima, confianza y capacidad de sacrificio influyen de forma considerable en estas capacidades.

Estos aspectos pueden ser estudiados en el transcurso de una temporada, para así presentar al final de la misma resultados completos capaces de cambiar y mejorar estos aspectos que cada jugador desempeña de manera diferente.