Control al primer ataque

El control al primer toque se basa en que el jugador recibe el balón y al mismo tiempo, es capaz de controlarlo y pasárselo a otro participante del juego, en el caso de que el control del balón sea deficiente, muy probablemente no llegue a concretarse el pase.

El autor D. Smith en su libro «Magia del fútbol. Habilidades técnicas» desarrolla los siguientes consejos para controlar el balón al primer toque con distintas partes del pie:

Control con el interior del pie, esta es una de las formas más fáciles y más utilizadas para dominar el balón. Esto se debe a que el interior del pie ofrece un mayor amortiguamiento de la pelota, por lo tanto su velocidad disminuye y el control sobre la esfera se obtiene.

Uso del interior del empeine, esta técnica si se reconoce por ser un poco más difícil que la anterior, sin embargo es bastante eficaz. Para llevarla a cabo la pierna se debe elevar con antelación y así amortiguar la caída del balón con el pie, acompañándola hacia el suelo.

Uso de la planta del pie, este tipo de recepción es bastante eficaz, la presión utilizada es un método eficaz para ejercer el control sobre la pelota, evitando siempre aplastar el balón y que este salga del control del jugador.

Utilizar las áreas del pie mencionadas con anterioridad durante las prácticas para desarrollar el control del balón al primer toque, es una de las formas más eficientes para lograr el cometido.

¡Cuéntanos qué te han parecido estos consejos y si los has utilizado antes!