Ejercicios de ilustración

Como bien se mencionaba en el artículo anterior, los ejercicios de ilustración son aquellos que muestran un principio táctico y buscan el desempeño de la técnica de manera correcta, de acuerdo a lo planteado por los autores J. Bangsbo y B. Peitersen, en su libro «Fútbol. Jugar en ataque», este tipo de actividades poseen rasgos fundamentales comunes, como lo es el caso de las siguientes:

Los defensas, se deben comportar con relativa pasividad sobre el terreno de juego, ubicándose en el área de castigo. Los defensas pueden actuar en todo momento de manera activa, sin embargo, no deben aprovecharse de su conocimiento sobre el ejercicio.

Un ejercicio llega a su fin, cuando se ejecuta un lanzamiento, siempre y cuando el balón abandone el área del penalti o si el portero logra alcanzarlo. En el caso de que los defensas recuperen el balón fuera del área de penalti y los defensas consiguen pasarse directamente el balón, el ataque se da por terminado.

Un jugado que introduce el balón, debe correr hacia el área de penalti y luego de esto, seguir participando en el ataque.

Deben ser realizados con varios grupos, con la finalidad de evitar pérdidas de tiempo y hacer posible que los jugadores realicen pausas relativamente largas entre los ejercicios, dándoles la oportunidad de realizar las actividades con mayor intensidad.

Estas actividades pueden ser desarrolladas en ambas bandas de juego, con un mayor número de participantes, a su vez, las bandas se pueden turnar siempre y cuando se ejecute un ejercicio, así como también los jugadores pueden cambiar de posición, con la finalidad de que prueben todas las posiciones.