El doblaje

En el doblaje, el jugador viene por detrás y adelanta a un jugador que se encuentra en posesión, de acuerdo a lo establecido por los autores J. Bangsbo y B. Peitersen, en su libro «Fútbol. Jugar en ataque», la aplicación de esta técnica tiene lugar principalmente en la mitad del campo que corresponde a un contrario y es conocido como un método eficaz para dar profundidad o abrir el juego de ataque. Esta técnica, por lo general, tiene una mayor oportunidad de ser realizada en los laterales del campo.

Los autores establecen que los objetivos de esta acción son los siguientes:

  1. Aprovechar el espacio libre y prepararse para recibir pases.
  2. Dar al jugador que posee el balón, una posibilidad directa del pase.
  3. Despista la atención de los jugadores en defensa.

En este caso, las principales directrices para quien posee el balón, son las siguientes:

La atención, ya que el jugador que posee el balón debe atraer hacia sí mismo la atención del defensa y arrastrarlo a la posición hacia la que no se puede lanzar el balón.

La distancia de separación hacia el contrario, esto se debe a que el defensa debe cubrir tanto al jugador que posee el balón, como el que hace el doblaje, es por esto que la distancia entre los jugadores es importante para evitar la interceptación.

El pase, en el caso de que el jugador que posee el balón, decida realizar el pase, debe lanzar el balón hacia el espacio libre, de tal forma que el jugador dobla para aprovechar su velocidad y corra en la dirección de avance del balón.