Juego de cabeza

La técnica del juego con el balón haciendo uso de la cabeza, es muy similar al que se realiza en la técnica de la volea, por lo general, la finalidad de esta acción consiste en sacar a la pelota del peligro ante jugadores del equipo contrario y pasársela a un compañero, para luego, rematar a la portería.

De acuerdo a lo que los autores W. Warren y G. Darren en su libro «Guía de supervivencia del entrenador de fútbol», existen ciertas situaciones por las cuales muchas veces esta técnica es rechazada por los mismos jugadores, debido a que pueden ocurrir una gran cantidad de acciones dentro de la cancha, complicando completamente el transcurso del juego, igualmente, los mismos establecen que estos miedos corresponden a retrasos desafortunados, ya que el juego con la cabeza es una técnica que puede salvaguardar el balón y una jugada ganadora.

De igual forma, los mismos establecen una serie de precauciones que deben tenerse en consideración para salvaguardar los riesgos de esta técnica, como por ejemplo, los siguientes:

No sacar la lengua, mientras hacen uso de la cabeza para golpear el balón, ya que esto puede traer como consecuencia que los jugadores se muerdan la lengua y la lesión puede ser bastante grave, dependiendo de la intensidad con la que se haya golpeado la pelota.

Hacer uso de balones más livianos, como por ejemplo de voleibol o de playa, al momento de los entrenamientos, esto hará que los jugadores se sientan mucho más cómodos realizando la técnica.

La posición es muy importante, mantener el cuello rígido evitará también futuras lesiones cervicales al momento de cabecear el balón.