Las bebidas y los jugadores

Anteriormente se creía que los jugadores debían salir al campo «secos», por lo tanto, el consumo de agua era mucho menor al que realizan actualmente, sin embargo ese aspecto ha sido estudiado y los resultados sobre la importancia del consumo de agua en los jugadores ha cambiado drásticamente.

De acuerdo a lo que el autor G. Zeeb en su obra «Manual de entrenamiento de fútbol. 144 Programas de entrenamiento» establece que el agua del cuerpo se pierde a través de la sudación, es por esto que la restitución del agua al organismo debe realizarse lo más rápido posible, a esto se debe el hecho de que durante y después del partido los jugadores deben consumir líquidos.

Actualmente, los jugadores consumen bebidas isotónicas, las cuales presentan una gran cantidad de minerales y estos son absorbidos de forma mucho más rápida, sin embargo, se ha demostrado que un jugador no puede hacer uso de cualquier bebida isotónica, ya que la variación de los minerales se ve bastante pronunciada dependiendo de la marca que este siendo utilizada.

Igualmente, el autor asegura que al momento de consumir este tipo de bebidas hay que tener mucho cuidado con la cantidad de nitrógeno y cloruro que tengan, debido a que estos se combinan en el organismo y producen sal común, lo que puede traer como resultado la presencia de condiciones como hipertensión y arterioesclerosis.