Real Madrid 4 – Sevilla 0. Crónica Táctica

Vibrante partido el que nos han brindado el Real Madrid y el Sevilla, un partido intenso de ida y vuelta con constantes situaciones de gol. Pero más allá del resultado analicemos todo lo que ha ocurrido a nivel táctico durante los 90 minutos.

[feature_box style=»18″ title=»El%20plan%20estaba%20claro» alignment=»center»] [/feature_box]

Unai Emery preparó el partido a conciencia aunque, como veremos en nuestro análisis, seguro que hay aspectos con los que no estará conforme y deberá trabajar en las próximas sesiones de entrenamiento.

El Sevilla sale al campo con un claro 1.4.4.2 que en ocasiones se convertía en un 1.4.4.1.1 cuando Iborra hacía de enganche entre la línea de medios y Gameiro. Eran 3 los objetivos:

  1. Dificultar la salida de balón del Real Madrid.
  2. Cargar el momento ofensivo por banda izquierda con Tremoulinas.
  3. Rápidas transiciones con balones hacia zona adelantada a Gameiro o Iborra.

El sistema estaba claro y los objetivos definidos…¿Qué falló entonces? Básicamente que el Sevilla se encontró con el Madrid del Bernabéu, de la presión tras pérdida, de las líneas juntas y las contras fulgurantes con la BBC a pleno rendimiento (a pesar de las dudas sobre el estado físico de Benzema y Bale).

Analizando cada uno de los objetivos del plan de Emery empezaremos con la disposición del equipo en su Momento Defensivo (MDEF) cuando el Real Madrid iniciaba desde saque de meta. Con el fin de impedir que jugaran en corto el Sevilla ha optado por situarse en presencia, es decir, pisando área rival para obligar al Madrid a jugar en largo. Sin embargo, la salida de balón del Real Madrid ha sido bastante clara, eso sí, casi siempre por banda izquierda con Marcelo por sus dotes técnicas, personalidad y sangre fría. A esto hay que añadir el gran trabajo y movilidad de los 3 medios centros (Modric, Kroos y Casemiro) que han ayudado en este inicio de juego del conjunto madridista aprovechando que los medios centros del Sevilla no se han juntado con la línea de ataque haciendo el equipo muy largo y permitiendo al «tribote» blanco jugar con libertad.

Por otro lado, durante los primeros 20 minutos Tremoulinas se ha prodigado bastante en ataque obligando a Bale a hacer un esfuerzo extra. La consigna era clara: si obligamos a Bale a trabajar en defensa más lejos estará de nuestra portería. Y es verdad que el Madrid ha introducido la variante 1.4.4.2 en su MDEF incrustando a Bale en banda derecha a la hora de defender. Pero no estaría solo. Y es que volvemos con el «tribote» alineado por Zidane en el día de hoy que ha estado impecable en todos los momentos del juego. Así, Bale tenía ayudas constantes de Modric o Casemiro de manera que el pretendido 2 vs 1 (Tremoulinas-Escudero contra Danilo) se convertía en un 2 vs 2 o incluso en un 2 vs 3.

Por último, dentro del plan tenían un papel muy importante las transiciones y ahora hablaremos de las ofensivas (Transición defensa-ataque), es decir, cuando el Sevilla recupera balón y pasa al ataque. El pase siempre ha sido hacia adelante, buscando la velocidad de Gameiro al espacio o el juego de cara con Iborra para la llegada de la segunda línea. Y esa segunda línea no llegaba, recordemos que el equipo estaba muy largo con los medios centros muy alejados de los dos delanteros, tal vez por miedo al contraaque letal del Madrid o al ritmo vertiginoso que exigía un esfuerzo físico extra.

 

[feature_box style=»18″ title=»Una%20m%C3%A1quina%20bien%20engrasada» alignment=»center»] [/feature_box]
Como comentaba anteriormente el Real Madrid fue el equipo de las grandes citas, del Santiago Bernabéu, el equipo que hace vibrar a su afición. Y ante esto cualquier planteamiento táctico no se antoja suficiente.

No hicieron nada que Unai Emery no supiera que iban a hacer, de hecho el técnico vasco preparó el partido sabiendo perfectamente cómo jugaría su rival. Y hasta el gol de Benzemá su plan estaba funcionando pero fue calentar motores y el «rodillo» echó a andar. Dentro de su clásico 1.4.3.3 todas las piezas funcionaron al unísono dominando todos los momentos del juego.

En su momento ofensivo (MOF) como primera opción, y casi única (no se apreció un Plan B), salida de balón desde atrás con centrales abiertos, laterales altos y movilidad de los 3 medios centros que posibilitaban el filtrado de pases hacia la siguiente línea. El Sevilla no lo puso fácil al situarse en presencia, aún así, la mayoría de las veces la salida fue limpia.

Ya en campo contrario, han jugado con los 2 laterales arriba (al contrario de lo que hacía Benítez que dejaba a un lateral cerrando en defensa) que se juntaban con la BBC, de modo que acumulaban hasta 5 jugadores en las inmediaciones al área. A esto hay que sumar a los medios centros de los cuales, 2 de ellos siempre jugaban por detrás de balón (normalmente Casemiro y Kroos) y el tercero que se descolgaba en ataque desde 2ª línea (así llega la jugada del penalty sobre Modric).

Acumular tantos jugadores próximos al balón ha facilitado mucho la Transición Ataque-Defensa o defensiva, es decir, cuando el Real Madrid perdía la posesión del balón. Claramente el equipo  blanco ha realizado una Presión tras Pérdida (PTP) recuperando el balón en pocos segundos tras su pérdida. En cuanto a las Transición Ofensiva (defensa-ataque) de sobra es conocido por todos el Contraataque letal del Real Madrid, siempre jugando hacia zonas adelantadas tras recuperación para aprovechar la velocidad y pegada de sus atacantes. Cuando más cerca estaba el Sevilla de empatar (también asumiendo más riesgos) el Madrid ha matado el partido del minuto 18 al 20 de la segunda parte con dos transiciones rápidas. Las dos líneas de 4 que pretendía montar el Sevilla tras pérdida de balón se convertía en un 3+2 (3 defensas y 2 medios) por la velocidad de las contras madridistas que no les daban tiempo a replegar.

[feature_box style=»18″ title=»La%20clave» alignment=»center»] [/feature_box]
Si bien es cierto que 4 goles son muchos, los 3 primeros vienen precedidos de centro lateral. Estamos acostumbrados a ver este tipo de goles por descuido de los defensas, desajustes o por estar mal perfilados (el delantero gana la espalda). Y la reacción de Unai Emery tras el primer gol lo deja claro ¡viene de centro lateral y remata solo! Era el único jugador blanco dentro del área y ningún defensa fija marca.

Aquí os dejo un vídeo sobre cómo trabajar este tipo de acciones.

@RagaFutbolution

Tarea – Defensa de centros laterales