Repliegues y sus características

El día de hoy conversaremos un poco sobre los repliegues y sus características, estos también son conocidos como retiradas, de acuerdo a lo planteado por el autor M. Serrano en su libro «Cómo dirigir un partido de fútbol. Factores que intervienen en el desarrollo del juego y la técnica a emplear», estos son movimientos de retroceso, realizados por los mismos jugadores pertenecientes al equipo que ha perdido la posesión del balón mientras ejecuta acciones ofensivas, de esta forma, vuelven rápidamente a las zonas establecidas por el entrenador, con el objetivo de organizar la defensa en esta situación.

Igualmente, estas acciones pueden realizarse de forma individual y colectiva, así como también pueden llevarse a cabo por todos los jugadores del equipo, como por ejemplo:

El portero, la realiza una vez que existe un saque malo y algo adelantado, por lo tanto, debe volver a la portería.

Los defensas y centrocampistas, hacen uso de esta técnica para volver a la posición de partida cuando existe un rival en la misma, quien tiene la función de ejecutar un marcaje directo, otra forma para la cual pueden utilizar este movimiento es para desdoblarse con algún compañero de distinta línea.

Los delanteros, lo hacen para replegarse en línea divisoria de ambos terrenos de juego o también para ejercer el pressing sobre los delanteros pertenecientes al equipo contrario.

En resumidas cuentas, este es un método que tiene lugar desde los siguientes puntos:

  • Las posiciones de partida, las cuales han de ser asignadas por el entrenador.
  • Las posiciones defensivas.
  • Hacia el adversario, con la asignación dirigida a marcar.
  • Con repliegue intensivo, el cual se lleva a cabo a la mitad del campo.