Responsabilidades de un médico de equipo

La presencia de lesiones en distintos entrenamientos y juegos de fútbol, no suele ser usual, siempre y cuando sean realizadas de forma correcta las distintas técnicas explicadas, sin embargo, es un hecho que los accidentes siempre ocurren y pueden ocurrir debido a un infinito número de situaciones, es por esto que se debe pensar en un médico de equipo para estos casos.

A continuación, desarrollaremos las responsabilidades que debe cumplir este rol dentro del equipo, basándonos en lo propuesto por los autores W. Garret, D. Kirkendall y R. Contiguglia en su libro «Medicina del fútbol»:

Conocedor de la historia, relacionada al equipo, tiempo de cada uno de los jugadores, victorias, lesiones pasadas, entrenadores anteriores, derrotas.

Debe crear relaciones interpersonales, con todos los integrantes del equipo, hasta tal punto de manejar sus nombres, edades y trayectorias, tanto personales como profesionales.

En el caso de viajes, el médico del equipo debe manejar a la perfección las características del destino, como clima, tiempo para las fechas de estadía, la solicitud de vacunas, enfermedades que solo ocurran en la zona, entre otros aspectos. Igualmente, se debe preparar para la ejecución de viajes, teniendo a la disposición los medicamentos necesarios para cualquier irregularidad que se presente durante la estadía, el juego y los trayectos que se deben recorrer.

Los tres aspectos mencionados con anterioridad se unen para brindarle al médico del equipo el material suficiente en cuanto a jugadores y actividades pasadas, para saber actuar ante distintos escenarios, bien sea en partidos locales como en localidades ajenas al equipo, brindándole así una tranquilidad a los jugadores y al mismo entrenador en el caso de una emergencia o irregularidad.