Secuencia adecuada para el aprendizaje del fútbol

Existe una gran cantidad de opiniones con respecto a cual es la mejor secuencia relacionada al aprendizaje del fútbol, de acuerdo a lo planteado por el autor T. Guimarães en su libro «Fundamentación y técnica en el fútbol», muchos entrenadores afirman que esta debe estar centrada en los elementos tácticos, como por ejemplo, la lógica interna del juego, los objetivos de la cooperación entre compañeros de equipo y la posición que estos deben mantener como conjunto ante los adversarios, mientras que por otra parte, algunos proponen un aprendizaje progresivo, capaz de facilitar la adquisición de gestos técnicos hasta alcanzar el esperado nivel de domino sobre la táctica y la técnica.

Es una realidad que ambas propuestas son válidas y poseen sus aspectos positivos y negativos e independientemente en ellos se establece un proceso de formación técnico-táctica, ell cual desarrollaremos a continuación:

  • Primeramente, se debe desarrollar la presentación global de la ejecución correcta de la técnica.
  • Se debe ejercitar el gesto técnico en condiciones simplificadas.
  • Se debe llevar a cabo la repetición múltiple de la secuencia de la acción técnica.
  • Se les presenta a los jugadores las pequeñas variantes del juego y la relación que tiene con los compañeros y otros elementos, como por ejemplo, el campo, las porterías, la pelota, entre otros.
  • Las prácticas se realizan en contextos de juegos más amplios a la situación real, en la cual intervienen tanto compañeros como adversarios.
  • El contenido táctico de los objetivos debe reconocerse por ser creciente.
  • El gesto técnico se practica teniendo en consideración las consecuencias propias del juego, en la cual se establece la combinación de los distintos elementos del deporte.
  • Se deben introducir los contenidos teóricos y teórico-práctico de los principios y la táctica individual.
  • Se amplia el repertorio de variantes y distintos recursos técnicos.
  • Por último, se ejecutan acciones en condiciones similares a la competición, donde por lo general se encuentran presentes el estrés físico y mental de los jugadores.