Entrenamiento de conexión

El entrenamiento de conexión es aquel que es de alto rendimiento y se centra en la población juvenil e infantil, esta etapa es reconocida por ser bastante dinámica y por configurar de forma acertada el trabajo de alto rendimiento para así preparar a futuros jugadores de alto rendimiento.

De acuerdo a lo establecido por el autor J. Weineck en su libro «Entrenamiento total», existe una serie de criterios metodológicos que deben tenerse en cuenta en este tipo de entrenamiento.

El ascenso claro de la capacidad de carga corporal en entrenamientos generales.

El uso de la periodización múltiple con macro ciclos, ya que estos cumplen la función de repetir la sucesión fija de puntos básicos del entrenamiento en momentos donde la exigencia es elevada.

El aumento de las cargas específicas que corresponden a una competición, así como también se debe ampliar el espectro de competiciones.

Las dinámicas de carga deben ser frecuentes, así como también las recuperaciones de estas actividades.

Las evaluaciones de rendimiento deben ser aprovechadas, igualmente el análisis de la competición y las herramientas para revisar y analizar toda preparación a nivel técnico, táctico y para controlar la eficacia del entrenamiento.

Igualmente, el experto hace mención del entrenamiento de alto rendimiento como aquel que cumple con las siguientes características:

  • En este tipo de entrenamiento el individuo se aproxima a su máximo nivel de rendimiento.
  • En él aumenta el volumen y la intensidad del entrenamiento.
  • Se hace un mayor énfasis en la especificación de las actividades que corresponden a las sesiones de entrenamiento
  • Se perfecciona y estabiliza las variables de la técnica que se practique.
  • La capacidad individual se mantiene ante el rendimiento máximo alcanzado durante un determinado período de tiempo.