La fatiga y sus características

La fatiga es reconocida por ser la incapacidad de mantener la producción de potencia o velocidad dadas, la autora A. Bean en su libro «La guía completa de la nutrición del deportista», establece que la misma constituye un desequilibrio entre la demanda de energía de los músculos en acción y el aporte de energía.

Esta puede presentarse tanto en los ejercicios anaeróbicos como en los ejercicios aeróbicos, a continuación les presentamos como:

En los ejercicios anaeróbicos, donde las actividad explosivas implican una producción de potencia máxima, la fatiga aparece debido a que la demanda de energía supera las reservas disponibles al instante. Mientras esto ocurre, se produce un aumento gradual en la producción de la acidez muscular, lo cual impide que los músculos mantengan contracciones intensas. Una vez que se reduce la intensidad del ejercicio, la producción de este ácido desciende, al igual que su acumulación y los músculos pueden comenzar a ejercitar nuevamente.

En los ejercicios aeróbicos, por lo general es cuando la intensidad de la actividad es moderada y elevada, en el caso de que este dure más de tres horas, la fatiga aparece por factores adicionales, así el cuerpo aporta gracias a las grasas, toda la energía para el ejercicio de baja intensidad. Así se reduzca la intensidad del juego, existen otros factores que inducirán a la fatiga, como lo es el caso de el aumento de serotonina en el cerebro, daños musculares agudos y fatiga por falta de sueño.