Métodos para el aprendizaje de la técnica

Llevar a cabo el aprendizaje de distintas técnicas que conforman el fútbol, no es tarea fácil, sin embargo, hoy desarrollaremos una serie de factores que debes tener en cuenta al momento de impartir un conjunto de técnicas, basándonos en lo propuesto por B. Peitersen en su libro «Técnica del fútbol. El ABC del entretenimiento juvenil»

Una vez que se decide enseñarle una técnica específica a los confortantes del equipo, esto puede ocurrir por dos razones, porque el entrenador piensa que es el momento adecuado para realizarlo o porque el entrenador ha podido observar durante otras sesiones de entrenamiento que han existido una serie de fallas al momento de realizar la técnica a explicar, es allí cuando el profesor debe elegir entre distintos tipos de modalidades de entrenamiento, como los siguientes:

Un entrenamiento formal, donde la técnica se ejecute de forma correcta, con muchísima observación. Alguno de los ejercicios para entrenar la técnica pueden ser realizados sin balón, en el caso de que el entrenador se sienta satisfecho con lo logrado, puede plantear ejercicios que brinden distintos tipos de oportunidades.

Un entrenamiento funcional, en este caso, la técnica se practica a través de pequeños partidos en los cuales intervienen distintas variables, como lo es el caso de compañeros, adversarios y porterías. Es allí donde el entrenador le hace caso a los detalles que hacen de este ejercicio mucho más difícil.

Verdaderamente, ambas situaciones traen como resultado distintas formas de ejecutar la enseñanza del aprendizaje, esto quiere decir que los resultados a obtener se presentarán en formas diferentes pero siempre con la misma finalidad, que es mejorar la técnica a realizar.

Principios del aprendizaje de la técnica – PARTE 2

Durante el día de hoy continuaremos con la serie de principios que hacen que la técnica propuesta por los entrenadores sea mucho más efectiva en el campo de fútbol, los principios mencionados son basados en lo propuesto por el autor M. Cook en su libro «Dirección y entrenamiento de equipos de fútbol».

La participación de los jugadores, este principio se logra una vez que se involucran a los jugadores en el entrenamiento, de tal forma que ellos sepan el por qué están ejecutando las acciones dictadas por el entrenador, para esto, las rondas de preguntas y el «feedback» hacia el mismo son necesarias para que la plantilla participe. Entre más preguntas sean respondidas, más información tendrán los jugadores para realizar las técnicas de forma adecuada.

El tiempo de práctica necesario, esto depende completamente de distintos factores, como el clima, la temperatura, el interés y el estado de ánimo de los jugadores, por lo tanto, el autor recomienda que se realicen sesiones cortas de entrenamiento, donde la exigencia mental sea la mayor posible y la exigencia física sea propia de una rutina de entrenamiento.

La importancia de la repetición, esto es bastante importante ya que todo entrenador debe tener en cuenta que no todos los jugadores poseen la misma retentiva, por lo tanto, nunca se debe subestimar la cantidad de veces que se les repita a los jugadores las técnicas explicadas.