El rol de portero

El día de hoy desarrollaremos una serie de características vinculadas al rol del portero, basándonos en lo establecido por los autores A. Ardá, C. Casal y A. Casal en su libro «Metodología de la enseñanza del fútbol».

Los mismos establecen que esta función se desempeña a través de aspectos que lo diferencian del resto de los jugadores, primeramente por la forma en la que se encuentra compuesto su uniforme y los materiales que necesita para ejercer su función, bien sea guantes o zapatos especiales, igualmente, su camiseta debe ser distinta a las de sus compañeros y a las del equipo adversario.

Otro factor fundamental, es que el portero debe hacer uso de sus extremidades posteriores, lo cual lo diferencia del resto de los integrantes de su equipo, a pesar de que esto solo puede ser llegado a usar mientras se encuentre en el área de la portería, debido a que mientras se encuentre fuera de ella, deberá utilizar otro tipo de roles planteados.

En su área, podrá hacer uso de las manos, sin embargo, puede encontrarse limitado con respecto a su actuación ya que no podrá recibir el pase de un compañero ni podrá mantener el balón en sus manos por un tiempo mayor al de cinco segundos.

Las características mencionadas con anterioridad son las que diferencian a este rol del resto de los jugadores, sin embargo, a medida en la que ha transcurrido el tiempo, las sesiones de entrenamiento se han adaptado a tal punto en el cual una gran parte del mismo, todos los jugadores pueden participar en las mismas asignaciones, haciendo de esto una situación mucho más agradable tanto para el equipo como para los jugadores.