Juego en césped natural corto

Por lo general, los juegos profesionales y semi-profesionales se llevan a cabo sobre un terreno de juego regular con césped natural corto, de acuerdo a lo establecido por el autor M. Serrano en su libro  «Cómo dirigir un partido de fútbol. Factores que intervienen en el desarrollo del juego y la técnica a emplear», este tipo de terreno se caracteriza por los siguientes aspectos:

Mantiene el ritmo de juego, de forma acelerada entre los jugadores.

Dota al juego de rapidez, debido a la superficie y el coeficiente de rozamiento que efectúa entre la misma y el jugador.

Se produce el bote vivo del balón, siempre y cuando el terreno no posea una característica arenosa.

Los disparos rasos a la portería, son mucho más peligrosos.

A continuación, hacemos mención de las tácticas más adecuadas a realizar en las acciones ofensivas y defensivas sobre este tipo de terreno de juego:

En acciones ofensivas, las mejores tácticas a utilizar son las siguientes:

  • Los contraataques.
  • Aumentar la velocidad en el juego, acompañada de paredes.
  • Los desdoblamientos ofensivos.
  • Los desmarques de ruptura.

En las acciones defensivas, las mejores tácticas a utilizar son las siguientes:

  • El repliegue a posiciones de partida, ejecutada de forma rápida.
  • Las ayudas permanentes y los desdoblamientos.
  • La vigilancia, efectuada por la rapidez en ataque que puede darle el rival a la ejecución de su juego efectuado.

Es muy importante tener en consideración los aspectos mencionados con anterioridad, ya que nos permiten evaluar la efectividad del juego de nuestras plantilla, a pesar de ser este un aspecto externo a los participantes, es una realidad que influye de manera contundente en los mismos.