Funciones del entrenador

Para el día de hoy desarrollaremos la estructuración y los aspectos meteorológicos que deben tenerse presentes al momento de organizar sesiones de entrenamiento dirigidas a niños con edades comprendidas entre 10 y 13 años, para poder desarrollar esto tomaremos en cuenta lo propuesto por el autor H. Eissmann en su libro «Fútbol base. (12-13 años). Programas de entrenamiento»

El experto asegura que el entrenamiento debe llevarse a cabo al menos dos veces por semana, así como también, en los mismos se deben planificar objetivos a alcanzar para que de esta forma se puedan desarrollar tareas y/o actividades que tengan la finalidad de que las metas planteadas sean logradas.

Una vez que el entrenador posee un plan de entrenamiento bien estructurado, esto le permitirá al mismo tener el control sobre las sesiones y a su vez, modificar las mias para que estas sean mucho más divertidas, alegres, interesantes y variadas, ya que a nadie le gusta asistir a una sesión de entrenamiento donde se realiza siempre el mismo ejercicio, sin embargo, el autor asegura que es un hecho que cada vez que se lleva a cabo un entrenamiento variado, los resultados que se presenten en los participantes serán distintos también, por lo tanto, hay que estar preparado para este tipo de situaciones.

Existen circunstancias determinadas que pueden modificar el entrenamiento, bien sea el clima, la temperatura, el estado de la cancha y el número de jugadores, allí es cuando la función del entrenador se ve fuertemente influenciada y es capaz de realizar la elección de aquellas actividades que se acoplen directamente con la circunstancia y el número de jugadores presentes.