Todo sobre el pase con efecto

El pase con efecto es reconocido por el uso que los defensas hacen del mismo, por lo general lo utilizan para sortear obstáculos que se encuentren en la cancha.

Este pase puede realizarse tanto con el empeine interior como con el exterior, es importante tener en consideración que con el primer caso, el margen de error se reduce considerablemente.

El autor D. Smith en su obra «Magia del fútbol. Habilidades técnicas» hace mención de los siguientes pasos y consejos para llevar a cabo este tipo de pase:

  1. El jugador debe mantener la vista sobre el balón mientras se acerca al mismo.
  2. Se debe golpear el costado de la esfera apuntando hacia un lugar alejado de su destino. En el caso de realizar este pase con la parte interna del pie, el movimiento debe ser un toque en la parte media de la esfera, así como también evitar golpearla en su parte baja.
  3. El jugador debe cruzar la pierna de apoyo al momento de realizar el pase, para que de esta forma la pelota haga el efecto necesario. Este movimiento debe ser exagerado para que el efecto sea más pronunciado.

 

Este pase puede llevarse a cabo con la precisión adecuada siempre y cuando se practique constantemente, teniendo en cuenta lo mencionado con anterioridad y el hecho de que un buen pase también tiene que ver bastante con la estrategia con la que se realiza.

Control con el pecho y muslo

La técnica del control del balón con el pecho y los muslos depende completamente de observar la trayectoria de la pelota y a su vez, precisar los movimientos con el cuerpo para mantener la esfera alejada del suelo.

D. Smith en su libro «Magia del fútbol. Habilidades técnicas» establece los siguientes consejos para efectuar de manera correcta este tipo de control:

Los muslos deben adoptar un ángulo de 45º para poder mantener la pelota en el aire.

Adoptar una buena postura antes de llevar a cabo la recepción de la pelota.

El autor establece que una buena postura se basa en mantener el cuerpo erguido con las piernas separadas a la altura de los hombros, con las manos colocadas hacia arriba para que de esta forma, no interfieran con los movimientos a realizar. Esta posición garantiza que el jugador pueda realizar acciones rápidas y seguras para controlar el balón.

Pensar y ejecutar rápidamente los movimientos para controlar el balón, ya que solo se cuenta con pocos segundos mientras la pelota recorre su trayectoria hacia el suelo.

Igualmente, el experto recomienda practicar esta técnica utilizando una pared y controlar la esfera con los muslos y pecho frente a la misma, de esta forma el balón siempre regresará al jugador a través de diferentes ángulos, lo cual lo preparará para hacer uso de esta técnica ante distintas situaciones.

 

 

 

Consejos para patear el balón

Como bien sabemos, patear el balón es una acción que lleva mucha práctica hasta llegar a realizarla con perfección, es por esto que hoy desarrollaremos unos cuantos consejos establecidos por D. Smith en su libro «Magia del fútbol. Habilidades técnicas.», los cuales te ayudarán a llegar a la meta durante los entrenamientos.

Evita patear el balón con la punta del zapato, debido a que precisar la pelota y su dirección siempre será mucho más difícil, es por esto que mientras puedas evitarlo, muchísimo mejor.

Mejora la precisión y potencia del disparo a través del uso del empeine interior o exterior del pie.

Situa el pie de apoyo cerca del balón al momento del disparo, esto contribuirá a que realices un mejor pase o disparo.

Practica a patear el balón contra una pared, haciendo uso de los dos pies para así poder desarrollar la pierna que no es dominante.

De igual forma, el autor hace mención de los siguientes hechos a tomar en cuenta al momento de llevar a cabo los consejos mencionados anteriormente:

Pases precios en distancias cortas, son posibles haciendo uso de la parte interior del pie.

Los pases o despejes, son posibles gracias al uso del empeine del pie.

Practica realizar los pases con el empeine exterior, ya que esto es una de las acciones más difíciles de realizar.

Consejos para entrenar la conducción

Una buena conducción de la pelota se obtiene a través del entrenamiento regular de esta acción, los siguientes consejos con respecto a este tema, están basados en lo establecido por W. Warren y G. Danner en su autoría «Guía de supervivencia del entrenador de fútbol»:

«El control de cerca», incide de manera significativa en la conducción del balón, ya que es una forma de asegurar la proximidad de la pelota, permitiéndole al jugador dominar de forma más exclusiva dicha acción.

La atención del jugador, se debe dividir entre el balón y la defensa ofensiva, entre mayor pueda practicarse esta técnica haciendo variaciones en las velocidades y direcciones, más fácilmente se podrá desempeñar esta técnica.

Evitar la conducción a grandes distancias, debido el balón será capaz de recorrer mayores distancias siempre y cuando sea manejado entre varios jugadores del mismo equipo.

 

 

¡Recomendaciones para chutar mejor!

A pesar de que el disparo a puerta es una jugada que no siempre sale como lo deseamos en el juego, definitivamente es algo que se mejora con la práctica.

Es por eso que dejamos a continuación una serie de consejos para mejorar el chute:

  • Adelantar el cuerpo sobre el balón, para que el balón no se eleve.
  • Utiliza el interior del pie, esto aumenta la colocación, pero a su vez resta la potencia del disparo.
  • Golpea el balón ligeramente por debajo del mismo, esto aumenta la potencia, recuerda no poner el pie completamente debajo del balón.
  • Golpear la pelota con el exterior del pie, es una acción delicada al momento de chutar, por lo general se realiza cuando se busca un disparo con mucho efecto, sin embargo, recuerda que estos chutes son muy difíciles de colocar.

Aplica estos consejos al momento de la práctica y los resultados de tus jugadores mejorarán notoriamente.

Claves para ser un buen defensa

Cuando pensamos en un buen defensa, nos viene a la cabeza jugadores del nivel de Baresi, Sergio Ramos, Roberto Carlos, entre otros.

Es por esto que a continuación podrás encontrar 3 puntos claves para desempeñarte en esta posición:

  • Contundencia: No te limites, no te frenes ante la posible pérdida del balón, la agresividad es positiva y fundamental en esta posición, evitando siempre caer en el juego sucio.
  • Colocación: La buena ubicación en el campo se desempeña de acuerdo a la experiencia y el conocimiento de cómo juega tu equipo y cuáles son los puntos que debes cubrir, siempre buscando una posición donde puedas alcanzar a tu rival.
  • Velocidad: Este punto depende de si eres un jugador central o lateral, en el caso de ser el primero, tu velocidad es para alcanzar cobertura, en el caso de ser defensa lateral, debes enfocarte en la velocidad tanto en defensa como en ataque.