Formación con métodos comunes

En el transcurso del entrenamiento infantil, los métodos comunes conformados por una serie de ejercicios generales, poseen un valor notablemente alto, debido a que estos son capaces de desarrollar las distintas habilidades y capacidades que representan a un jugador de este deporte.

De acuerdo a lo establecido por el autor J. Braube en su libro «Fútbol base (10-11 años). Programas de entrenamiento», establece que tanto el entrenamiento general, como el específico, no deben verse como dos tareas distintas, sino mas bien como aquellas que se complementan la una a la otra.

Debido a esto, es importante involucrar medios generales de entrenamiento durante la primera etapa de aprendizaje del fútbol, estas traen consigo los siguientes resultados en sus participantes:

El proceso de aprendizaje y de consolidación de técnica, se ve fuertemente agilizado, gracias al gran número de movimientos que son experimentados en este tipo de entrenamiento.

Incluir numerosos juegos y otros deporte de competición, que estén vinculados con las técnicas utilizadas en el fútbol, mejora las condiciones de capacidad de improvisación y habilidad.

La capacidad de carga en los jugadores, aumenta de forma considerable una vez que se ejecuta este método, así como también la estructura ósea, la musculatura y los ligamentos se desarrollan, evitando así la aparición de futuras lesiones en los integrantes de la plantilla.

La inclusión de entrenamientos generales, le aporta variedad y el tono alegre que las edades más pequeñas necesitan afianzar durante los entrenamientos.