Diferenciación de controles – Altura del balón

La forma de controlar el balón varía completamente dependiendo de la altura en la cual se encuentre el balón, es por esto que para el día de hoy desarrollaremos un poco este tema, teniendo en consideración lo propuesto por el autor S. Vásquez en su libro «Fútbol: Concepto de la técnica»

Los controles del balón pueden ser los siguientes:

Control orientado, este se realiza al ras del suelo a una altura antes de que la pelota llegue al suelo, de esta forma se modifica notablemente la altura, la velocidad y la trayectoria de la esfera. Las superficies de contacto a través de las cuales se lleva a cabo esta técnica son variables, bien sea, muslo, cabeza, pecho, empeine interior y exterior, lo cual siempre dependerá de la altura que posea la pelota.

Control picado, esta técnica se utiliza con la finalidad de elevar el balón a través de un solo contacto, es reconocida como una acción dinámica y la superficie de contacto es mucho más limitada que la anterior, en este caso se hace uso del empeine-puntera, sin embargo es bastante importante que el cuerpo no se incline al eje hábil ya que puede obstaculizar la trayectoria en el autopase en corto.

Técnicas del jugador

Cada jugador en el campo puede realizar distintas acciones que corresponden a diferentes tipos de técnicas, a continuación, haremos mención de las mismas basándonos en lo propuesto por los autores  A. Torrellas y C. Frattarola en su libro «Entrenamiento en el fútbol base».

Los toques al balón, es una técnica que se lleva a cabo luego de realizar dos (2) o más toques a la pelota, manteniéndola en el aire. Las superficies de contacto para que la misma sea realizable es la cabeza, pies y muslos.

El transporte del balón, tiene la finalidad de desplazarse con la esfera a lo largo y ancho del campo. Las acciones para lograr esta técnica son la conducción, el regate y la pared.

El control del balón, está representado por el conjunto de acciones que tienen la finalidad de dejar el balón en una posición adecuada para que este pueda ser controlado. Para que esto ocurra se debe realizar la conducción libre, el relevo y la oposición.

El golpeo, está compuesto por acciones como el pase, el saque, el centro, el despeje y el desvío, con la finalidad de que se haga contacto con el balón, desplazándolo a áreas donde el jugador no tenga el control del mismo.

El tiro, este es el resultado del remate, por medio del cual se golpea el balón hacia la portería del adversario con la finalidad de anotar gol.

La cobertura del balón, se encuentra conformado por la protección del balón parado y en movimiento, ante el jugador contrario.

Gestos-tipo, es reconocido por representarse a través de acciones físicas como el tackle, el tackle con desplazamiento, la lucha aérea, la carga y el cabezazo en plancha, todo con el objetivo de llevar a cabo la técnica más adecuada con un nivel alto de precisión.

Control con el pecho y muslo

La técnica del control del balón con el pecho y los muslos depende completamente de observar la trayectoria de la pelota y a su vez, precisar los movimientos con el cuerpo para mantener la esfera alejada del suelo.

D. Smith en su libro «Magia del fútbol. Habilidades técnicas» establece los siguientes consejos para efectuar de manera correcta este tipo de control:

Los muslos deben adoptar un ángulo de 45º para poder mantener la pelota en el aire.

Adoptar una buena postura antes de llevar a cabo la recepción de la pelota.

El autor establece que una buena postura se basa en mantener el cuerpo erguido con las piernas separadas a la altura de los hombros, con las manos colocadas hacia arriba para que de esta forma, no interfieran con los movimientos a realizar. Esta posición garantiza que el jugador pueda realizar acciones rápidas y seguras para controlar el balón.

Pensar y ejecutar rápidamente los movimientos para controlar el balón, ya que solo se cuenta con pocos segundos mientras la pelota recorre su trayectoria hacia el suelo.

Igualmente, el experto recomienda practicar esta técnica utilizando una pared y controlar la esfera con los muslos y pecho frente a la misma, de esta forma el balón siempre regresará al jugador a través de diferentes ángulos, lo cual lo preparará para hacer uso de esta técnica ante distintas situaciones.

 

 

 

Bases para una buena conducción

La conducción del balón lo es todo, en todo momento en el campo, por lo tanto, tener claras las bases para una buena conducción es importante para todo tipo de entrenamiento.

De acuerdo a lo establecido por R. Gadea Ayala, en una publicación realizada para la Facultad de Organización Deportiva Fútbol Soccer:

  1. Realizar buenos toques al balón, se debe precisar el golpe e intensidad aplicada al mismo.
  2. La importancia de la visión sobre el balón, el manejo del espacio entre el balón, oponentes y compañeros de juego.
  3. Resguardo del balón, la forma en la que salva guarda el juego al mantener el balón (no de forma egoísta, sino de forma estratégica)

A su vez, los beneficios de la conducción del balón, podemos determinar que se centran en:

  • Mantener la iniciativa del juego.
  • Modelo ofensivo más afianzado durante el juego.
  • Manejo de los tiempos que beneficien al equipo que tiene el control del balón.