Enfoque positivo de la comunicación

De acuerdo a lo establecido por los autores A. Ares, F. Chicharro y F. Chicharro en su libro «Manual para el entrenamiento de porteros de fútbol base», un entrenador debe enfocarse en la posibilidad durante las charlas técnicas, las recomendaciones, los elogios, entre otras actividades que tenga vinculadas a sus jugadores.

Igualmente, los expertos establecen una serie de beneficios que este tipo de comunicación trae consigo, como lo es el caso de las siguientes:

Realza ciertas conductas, como lo es el caso de aquellas que son deseables, lo cual es todo lo contrario a lo que el enfoque negativo representa, que es el castigo y la crítica destructiva.

A través de esta, se promueve la creatividad de la técnica y movimientos realizados por el jugador, mientras que en el caso de realizar el uso de un enfoque negativo, este se puede entender como las acciones que no se deben llevar a cabo para no hacer enfadar al entrenador.

En el caso del enfoque negativo, este hace que los jugadores sientan miedo al fracaso, disminuyendo de esta forma el autoestima del futbolista que se encuentra en una etapa de iniciación y a su vez, esto es capaz de destruir la credibilidad del propio entrenador.

Los expertos establecen que no siempre hay que estar brindando elogios a los participantes, pero si es necesario reforzar las actitudes positivas y que ayudan al desarrollo de los mismos, así como también establecen que los entrenadores que se enfocan en los aspectos negativos, muy probablemente se deba a que estos manejan expectativas irreales en cuanto a las posibilidades de los jugadores.