Repliegues y sus características

El día de hoy conversaremos un poco sobre los repliegues y sus características, estos también son conocidos como retiradas, de acuerdo a lo planteado por el autor M. Serrano en su libro «Cómo dirigir un partido de fútbol. Factores que intervienen en el desarrollo del juego y la técnica a emplear», estos son movimientos de retroceso, realizados por los mismos jugadores pertenecientes al equipo que ha perdido la posesión del balón mientras ejecuta acciones ofensivas, de esta forma, vuelven rápidamente a las zonas establecidas por el entrenador, con el objetivo de organizar la defensa en esta situación.

Igualmente, estas acciones pueden realizarse de forma individual y colectiva, así como también pueden llevarse a cabo por todos los jugadores del equipo, como por ejemplo:

El portero, la realiza una vez que existe un saque malo y algo adelantado, por lo tanto, debe volver a la portería.

Los defensas y centrocampistas, hacen uso de esta técnica para volver a la posición de partida cuando existe un rival en la misma, quien tiene la función de ejecutar un marcaje directo, otra forma para la cual pueden utilizar este movimiento es para desdoblarse con algún compañero de distinta línea.

Los delanteros, lo hacen para replegarse en línea divisoria de ambos terrenos de juego o también para ejercer el pressing sobre los delanteros pertenecientes al equipo contrario.

En resumidas cuentas, este es un método que tiene lugar desde los siguientes puntos:

  • Las posiciones de partida, las cuales han de ser asignadas por el entrenador.
  • Las posiciones defensivas.
  • Hacia el adversario, con la asignación dirigida a marcar.
  • Con repliegue intensivo, el cual se lleva a cabo a la mitad del campo.

Ejercicios para niños

A continuación, haremos mención de una serie de ejercicios, los mismos son pautados por R. Pacheco en su libro «La enseñanza y entrenamiento de fútbol 7. Un juego de iniciación al fútbol 11», a través de los mismos abarcaremos diferentes metas a alcanzar, las cuales están indicadas al inicio de cada actividad presentada a continuación:

Ejercicio nº 1: La finalidad de este ejercicio es progresar sobre el terreno

  • Cantidad de jugadores: Esta actividad puede ser desarrollada por ocho (8) personas, agrupadas en parejas.
  • Materiales a utilizar: Dos (2) porterías, balones.
  • Descripción de la actividad: Los jugadores deben formar cuatro (4) filas con dos (2) jugadores cada una, ubicadas dos (2) en la línea del medio campo y las otras dos (2) junto a la línea final. Salen dos (2) jugadores cada vez, quienes efectúan pases entre sí en progresión, continuando con un desmarque por detrás de la espalda del compañero, finalizando con un remate a la portería del contrario. El ganador será el equipo que haya alcanzado el mayor número de goles.

Ejercicio nº 2: Principios de defensa: Contención y cobertura.

  • Cantidad de jugadores: Esta actividad puede ser desarrollada con dos (2) equipos de tres (3) jugadores cada uno.
  • Descripción de la actividad: El equipo que tiene posesión del balón tiene que pasar el balón, de forma obligatoria, a todos aquellos que forman parte del equipo antes de hacer un remate a la portería y solo serán válidos los goles que sean realizados después de la línea de medio campo. En el caso del equipo que se encuentra en defensa, uno de sus jugadores debe realizar contención al lado de quien conduce la pelota, mientras que otro debe mantener su posición defensiva en apoyo al primer jugador.

El pressing

El pressing es un tipo de comportamiento ofensivo que ejecuta la defensa y significa «presionar o apretar», de acuerdo a lo que establece G. Zeeb en su libro «Manual de entrenamiento de fútbol. 144 programadas de entrenamiento», esta técnica se lleva a cabo cuando un equipo pierde el balón e intenta recuperarlo con la mayor velocidad posible, llevando así al contrincante a presenciar una presión en tiempo y espacio para manipular la pelota.

Igualmente, el autor indica que dependiendo del lugar en el que se encuentre la pelota, el pressing puede ser de las siguientes maneras:

Pressing de ataque, se basa en poner en presión al equipo contrario en su parte del campo, lo cual tiene como resultado impedir y descontrolar la organización que poseen, para de esta forma recuperar el balón de la forma más rápida posible.

Pressing en el mediocampo, este se basa en la acción que toma el equipo en retroceder e intenta cerca de la línea central (donde perdió el balón), retardar la organización que ejercer el equipo contrario y al mismo tiempo, aprovecha la oportunidad de establecer una defensa sólida.

Esta técnica varía de acuerdo a lo que cada entrenador busque en su equipo, lo ideal sería que los jugadores manejen ambos tipos de pressing para poder utilizarlos cuando de verdad lo necesiten.

Modelos tácticos defensivos generales

Para el día de hoy explicaremos un poco sobre cómo están compuestos los modelos tácticos defensivos generales, teniendo en cuenta lo que establecen los autores A. Ardá, C. Casal y C.A. Casal en su libro «Metodología de la enseñanza del fútbol».

De acuerdo a lo que establecen los autores, estos modelos están compuestos por lo siguiente:

Defensas organizadas, esto se debe a que los jugadores organizan su formación de manera preestablecida, ya que en el caso de perder la esfera, pueden proseguir con el juego de dos formas diferentes, como por ejemplo:

  1. Contención, los jugadores defensas se colocan en forma de contención cerca de la portería, de esta forma, el rival tiene espacio e iniciativa para el juego. Así como también se reconoce por no tomar espacios libres para atacar al adversario y sus acciones tienen como resultado el contraataque como método ofensivo a futuro.
  2. Presionante, en este caso la defensa está orientada a recuperar el balón tan pronto sea posible y se posiciona cerca de la portería contraria, mostrando así iniciativa en el juego. Este tipo de acciones ofrecen un control a quienes la desempeñen.
  3. Mixta, este tipo de defensa combina características de las dos mencionadas anteriormente y se divide en dos partes, en la primera, le cede iniciativa al rival y una vez que el equipo contrario se desempeñe en el lugar donde la defensa desee, se procede a presionar el centro del campo. Este tipo de defensa es reconocida por combinar la seguridad con la agresividad defensiva.

Trabajo individual del defensa

El trabajo del defensa se desarrolla de forma colectiva, debido a que existe más de un jugador de esta posición en el campo de juego, igualmente sus acciones dependen y complementan a las funciones de otros jugadores, es por esto que a nivel individual es importante tener claro cual es la verdadera función individual de un jugador defensivo.

En esta oportunidad, desarrollaremos uno de los principios establecidos por los autores J. Bangsbo B. Pietersen, en su libro «Fútbol. Jugar en defensa», quienes establecen que el jugador debe posicionarse de tal forma que impida que el equipo contrario realice un lanzamiento a puerta y a su vez, pueda recuperar el balón.

Este principio se lleva a cabo a través de la acción de cubrir y marcar a lo largo y ancho de la cancha, donde cubrir representa los procedimientos que se llevan a cabo cuando el balón se encuentra bajo el dominio del equipo opuesto, y en el caso de marcar, es el trabajo directo que realiza un defensa ante un jugador contrario.

Ambas acciones descritas por los autores se repiten constantemente en el transcurso de juego, inclusive pueden llegar a determinar el ritmo del mismo, así como también pueden definir si el método utilizado por el equipo es ofensivo o defensivo.

Características de equipos defensivos

El control de un partido puede ocurrir dependiendo del modelo de juego que desempeñe el equipo, en el caso de hoy, vamos a determinar los principios fundamentales en un modelo de juego defensivo.

  1. Estudian la manera de jugar del oponente, mantienen una posición y una atención defensiva mucho más aguda ante las jugadas ya estudiadas.
  2. Marcan tiempos más lentos, se caracterizan por hacer del juego mucho más lento con la finalidad de no agotarse y que el juego se desenvuelva al ritmo del equipo defensivo.
  3. Ejecutan la estrategia del balón parado, para mantener el tiempo a su favor.
  4. La defensa de estos equipos son mucho más definidas y sólidas.

Independientemente de si tu equipo es defensivo u ofensivo, lo que si es cierto es que al tener el modelo claro y ejecutable de forma efectiva, la posesión del balón se encontrará siempre a tu favor.

Y tu idea de controlar un partido, ¿se parece a estos principios?

 

Claves para ser un buen defensa

Cuando pensamos en un buen defensa, nos viene a la cabeza jugadores del nivel de Baresi, Sergio Ramos, Roberto Carlos, entre otros.

Es por esto que a continuación podrás encontrar 3 puntos claves para desempeñarte en esta posición:

  • Contundencia: No te limites, no te frenes ante la posible pérdida del balón, la agresividad es positiva y fundamental en esta posición, evitando siempre caer en el juego sucio.
  • Colocación: La buena ubicación en el campo se desempeña de acuerdo a la experiencia y el conocimiento de cómo juega tu equipo y cuáles son los puntos que debes cubrir, siempre buscando una posición donde puedas alcanzar a tu rival.
  • Velocidad: Este punto depende de si eres un jugador central o lateral, en el caso de ser el primero, tu velocidad es para alcanzar cobertura, en el caso de ser defensa lateral, debes enfocarte en la velocidad tanto en defensa como en ataque.