El balón mano y su terminología

Como bien lo hemos establecido anteriormente, el balón mano es una actividad que puede complementar y darle dinamismo a las sesiones de entrenamiento, de esta forma, los jugadores pueden desarrollar habilidades dormidas y que muy posiblemente, les sean útiles al momento de jugar fútbol, es por esto que hoy haremos referencia de la terminología usada en este deporte, de acuerdo a lo establecido previamente por los autores G. Lasierra, J. Ponz y F. de Andres en su libro «1013 ejercicios y juegos aplicados al balón mano. Volumen 1», la misma se presenta a continuación:

El blocaje, es reconocido por ser una técnica-táctica defensiva, que se centra en neutralizar la trayectoria de un balón lanzado en dirección a la portería.

La cortina, corresponde a la acción de cortar en pleno desplazamiento y sin paradas, las trayectorias de uno o más defensores, con la finalidad de que otros atacantes salgan beneficiados.

El desmarque sin balón, es la acción técnico-táctica individual y ofensiva, a través de la cual un jugador atacante sin balón, trata por medio de desplazamientos, conseguir una situación y orientación que le permita recibir la pelota.

La desposesión, es un marcaje al hombre con balón y por medio del cual se trata de quitar la esfera al oponente directo, respetando el reglamento establecido para esta actividad física.

Esperamos que con esta terminología presentada, puedan encontrar un poco más sencillo de entender las distintas acciones y técnicas que pueden ser presentadas en este deporte, en el caso de que tengan comentarios al respecto, no duden en hacérnoslo saber.

Principios tácticos para ejercitar el desmarque

El desmarque es una técnica que corresponde a la acción de un jugador que es capaz de desplazarse de una posición ocupada para recibir un pase y al mismo tiempo, este es capaz de librarse de la marca de un jugador adversario, como bien sabemos esto es bastante importante ya que en el transcurso de un juego esta es una situación que ocurre muchísimas veces, es por esto que hoy desarrollaremos los principios tácticos de esta técnica, basándonos en lo que H. Eissmann establece en su libro «Fútbol base. (12-13 años). Programas de entrenamiento».

El jugador debe correr hasta donde se encuentra quien tiene el balón.

El jugador debe correr, hacia el encuentre del pase, especialmente si existe una presión puesta por un adversario.

Se le debe ofrecer al jugador que tiene la posesión del balón, al menos dos posibilidades, la primera es la oportunidad de realizar un pase largo y la segunda, es realizar un pase corto.

Si el poseedor de la pelota, tiene la oportunidad de realizar al menos dos pases, el jugador debe correr hacia el espacio libre.

La posición se debe mantener, esto quiere decir que no todos los jugadores deben correr hacia el balón.

El contacto visual, debe estar siempre presente con el jugador que tiene el control de la esfera.

Se deben realizar desmarques, no importa que el jugador que los realice no tenga la pelota.

Realizar desmarque en posición externas, representa la posibilidad de conseguir más espacio y a su vez, oportunidades de cesión de juego.

Si un compañero está siendo acosado por un adversario, otro de los jugadores debe colocarse en la parte posterior de este, con la finalidad de poder tener posesión del balón en el caso de que sea realizado un pase hacia atrás o cruzado.

Esperamos no se te hayan pasado ninguno de estos principios de ejecución de pases, las cuales son muy importantes para hacer variaciones en el ritmo de juego, así como también en el modelo que se lleve a cabo de parte del equipo.

Ejercicio de marcaje y desmarque

El marcaje y desmarque son actividades colectivas, que se reconocen por mantener la posesión el balón o recuperarlo.

El autor E. Benedek en “Fútbol infantil” establece que el marcaje puede estar conformado por pases cortos, pases diagonales que dan lugar a espacios que pueden ser utilizados por sus compañeros, pases combinados con fintas y el dribling.

Igualmente, establece que el desmarque puede estar conformado por acciones como el cambio de las posiciones, el ritmo de juego, la conmutación de ataque a defensa y al revés.

Sin embargo, ambas técnicas no dan pie a que se concrete un gol, sino mas bien determinan la posesión del balón entre los dos equipos.

A continuación, hacemos mención de un ejercicio que el autor propone para afianzar estas técnicas:

Descripción del ejercicio:

Se establecen dos (2) equipos:

  • Grupo A: Realizará la función de poseedor del balón.
  • Grupo B: Interceptará al Grupo A, en búsqueda de la pelota.

Los roles de ambos equipos se modificarán cuando los defensas recuperen el balón o luego de haber transcurrido un período de tiempo determinado.

La práctica de este ejercicio ayudará a los jugadores a desempeñarse bajo situaciones de estrés, donde la presión de grupo y la necesidad de mantener el balón en su dominio, garantizará mejores resultados en la cancha.