Energía para el ejercicio

La energía es aquella que se produce de manera más rápida, una vez que el cuerpo deja su estado de reposo y se adentra en la ejercitación, de acuerdo a lo establecido por A. Bean en su libro «La guía completa de la nutrición del deportista», es por ella que los músculos se contraen durante la actividad, así como también el corazón late de manera mucho más rápida, haciendo que de esta forma la sangre llegue a todo el cuerpo con una mayor rapidez y que los pulmones trabajen de forma más ardua.

La experta asegura que la energía proviene de distintas fuentes, como lo son los siguientes elementos nutricionales:

  1. Los hidratos de carbono: Estos se descomponen en pequeñas unidades de azúcares simples, como por ejemplo, fructosa, glucosa y galactosa, tienen la finalidad de otorgarle la energía al cuerpo a corto plazo.
  2. Las proteínas: Estas se descomponen en aminoácidos, igualmente, son capaces de producir energía en el organismo, cuando existe un bajo suministro de hidratos de carbono.
  3. Las grasas: Se reconocen por descomponerse y convertirse en ácidos grasos, los cuales sirven como energía de reserva a largo plazo.
  4. El alcohol: En este caso, se incorpora de manera directa en la sangre y se usan para la obtención de energía a corto plazo.

Es una realidad que el destino final de todos y cada uno de estos componentes, se centra en otorgarle energía al organismo, es por esto, que recomendamos que quienes se sometan a sesiones de entrenamiento y a la participación de partidos, mantengan un dieta centrada en la obtención de todos los suplementos necesarios para mantener y mejorar el rendimiento.

 

Sistema 1-1-3 en Fútbol Sala

El día de hoy desarrollaremos el Sistema 1-1-3 utilizada en el Fútbol Sala, la misma se conoce también como el Sistema de Triángulo con Base Ofensiva, este también se encuentra directamente relacionado con el Sistema 1-3-1, explicado anteriormente en otros artículos, es importante mencionar que ambos han sido propuestos por el autor F. Gayoso en su libro «Fútbol Sala: Reglas del juego, reglamento, técnica, táctica y estrategia, entrenamiento, competición»

A este sistema lo componen, además del guardameta, las siguientes posiciones:

  • Jugador libre: Esta posición es ocupada por dos jugadores, que se ubican entre el defensa y el centro campo, apoyando a sus compañeros atacantes. En cuanto a acciones defensivas, oiría retrasar su ubicación hasta situarse como un hombre defensor libre.
  • Extremos: Estas posiciones son ocupadas por los jugadores 3 y 5 y cumplen un carácter totalmente ofensivo, actuando en las zonas extremas, cambiando de extremo y desenvolviéndose por el centro de ataque. Al momento de realizar acciones defensivas, estos retrasan su posición hasta llegar a defensas laterales.
  • Delantero Centro: Esta posición está representada por el jugador número 4, quien cumple la función de hombre punta y se desenvuelve por los extremos y en el centro de ataque. En la defensa, este puede mantener su posición de delantero o retrasar su posición hasta convertirse en marcador central.

Tener en cuenta las funciones de cada uno de los jugadores que tienen cabida en este tipo de sistema, puede ayudarnos a manejar con mayor facilidad la organización tanto en los entrenamientos como en los juegos.

Coméntanos si has llegado a utilizar este sistema y qué tal te ha parecido.

Ejercicio para la circulación del balón

El día de hoy desarrollaremos un ejercicio propuesto por R. Pacheco en su libro «La enseñanza y entrenamiento del fútbol 7. Un juego de iniciación al fútbol 11», el cual tiene como finalidad desarrollar la circulación del balón en la cancha, donde los principios de la defensa como la contención y la cobertura se encuentran presentes en el mismo.

El objetivo de esta actividad es llevar a cabo la conquista y la recuperación de la pelota, haciendo uso de comportamientos defensivos y a la vez hacer uso de distintos espacios que tengan la finalidad de crear líneas de pases, conservación y protección del balón de forma constante.

Ejercicio nº 1:

  • Cantidad de jugadores: Para esta actividad se necesitan dos equipos, uno de cuatro jugadores que desempeñen la función de atacantes y el otro de dos jugadores defensores.
  • Descripción de la actividad: Los cuatro atacantes se pasan el balón entre sí, sin máximo de toques definido, creando así líneas de pase y conservando así la posesión del balón mientras que los jugadores defensivos se encuentran situados en el centro y buscan la forma de recuperar el balón. La función del jugador defensivo que se encuentre más próximo al balón puede desarrollarse de forma mucho más agresiva, mientras que el segundo defensa debe situarse detrás o al lado de su compañero para asegurar una cobertura defensiva. Una vez que sea recuperado el balón, uno de los atacantes pasará a ocupar su función.

En esta actividad los participantes deben hacer uso de la técnica de tal forma que esta se acople a distintas situaciones de juego y para esto es importante tener bien desarrollado las nociones de espacio y tiempo en sus jugadas.

 

El tiro

En un juego, donde se encuentran presentes 22 jugadores que tienen el mismo objetivo de tener el control sobre el balón y marcar goles con el mismo, muchas veces la cancha donde se desenvuelven sus acciones se hace diminuta para que todos puedan realizar las funciones marcadas por sus posiciones, es por esto, que los autores W. Warren y G. Darrem en su libro «Guía de supervivencia del entrenador de fútbol» establecen que los retos más grandes de los entrenadores se centran en formular estrategias ofensivas y defensivas, que a su vez estén sincronizadas entre sus jugadores.

Es por esto que los expertos aseguran que el hecho de no tirar el balón, implica no tener oportunidades para marcar goles, por lo tanto, el ganar se vuelve más difícil de lo que parece, es por esto que los mismos establecen que dos formas de marcar el balón en un juego:

La primera, regateando la defensa contraria para dar paso a una situación de gol.

La segunda, recibiendo un pase mientras se encuentra en la zona donde sea más factible la situación de gol en ese momento.

Para ambas situaciones, los autores incentivan a los jugadores mantener una actitud agresiva (mas no antideportiva) y a su vez, de total confianza.

A nivel de técnica, el tiro es la misma función realizada en el pase, sin embargo, en vez de alcanzar a un compañero, el tiro tiene la función de entrar a la portería, por lo tanto, el entrenamiento de ambos se basa en precisión y saber medir la potencia de los disparos.

Enseñar la progresión

Enseñar a progresar el balón a lo largo de una cancha de fútbol, no es actividad fácil, es por esto que hoy nos centraremos en lo que proponen los autores W. Warren y G. Danner, en su libro «Guía de supervivencia del entrenador de fútbol», los mismos establecen que llevar a cabo la enseñanza de esta técnica comienza por realizar variantes de pases a través de ejercicios estáticos, para esto, proponen la siguiente actividad:

Ejercicio nº 1:

  • Cantidad de jugadores: Los jugadores se forman en parejas.
  • Descripción de la actividad: Entre los jugadores, se sitúan a 9 metros de distancia entre ellos para pasarse el balón el uno al otro.

Igualmente, los autores aclaran que este tipo de ejercicios involucran otro gran número de actividades, como lo es el control del balón, la recepción del mismo, haciendo uso de los empeines interiores y exteriores del pie y otras superficies del cuerpo, como los muslos y el pecho, esto se debe a que es un hecho que no todos los lanzamientos que recibirán los jugadores, irán dirigidos exclusivamente a los pies.

Este tipo de ejercicio desarrollará y precisará los distintos tipos de movimientos que los jugadores deben realizar para poder controlar el balón en cualquier etapa y situación que se presente en el transcurso de un juego.

Ejercicios para marcar goles y mejorar la agilidad

Durante el día de hoy presentaremos una serie de ejercicios que tienen como finalidad potenciar la oportunidad de marcar goles, realizar desmarques, mejorar la agilidad y movilidad, mientras que al mismo tiempo se refuerza la disciplina, orden y puntualidad.

Estos ejercicios han sido propuestos por los autores W. Koch H. Eissmann en su libro «Fútbol base: programas de entrenamiento (15-15 años)», a continuación les presentamos los mismos:

Ejercicio nº 1: Persecución con regate:

  • Cantidad de jugadores: Dos (2) jugadores.
  • Descripción de la actividad: En este caso, el atacante intenta alcanzar a su compañero, haciendo uso del balón. Una vez lo logre, se puede llevar a cabo un cambio de roles entre los mismos.

Ejercicio nº 2: Ejercicios con el balón pequeño medicinal:

  • Cantidad de jugadores: Dos (2) jugadores.
  • Descripción de la actividad: En el transcurso de este ejercicio, se deben realizar dos (2) actividades, la primera, consta de realizar un lanzamiento acentuado, haciendo uso de la elasticidad de movimientos del brazo y tórax. Por último, la actividad número dos (2), consta de realizar lanzamientos con las dos (2) manos poe encima de la cabeza, quienes realicen la actividad deben encontrarse de espaldas a sus compañeros y la posición de inicio de la actividad de ser de cuclillas. Los expertos recomiendan realizar cinco (5) veces cada ejercicio con una pausa de un (1) minuto entre las repeticiones.

Ejercicios con balón en mano

A pesar de que realizar ejercicios de fútbol haciendo uso de las manos es poco común, hoy tenemos la oportunidad de desarrollar esta actividad propuesta por el autor P. Schreiner en su libro «Entrenamiento de la coordinación en el fútbol» 

Ejercicio nº 1:

  • Cantidad de jugadores: Pueden participar en esta actividad cualquier cantidad de jugadores.
  • Materiales a utilizar: Balones.
  • Descripción de la actividad: Todos los jugadores participantes poseerán un balón y comenzarán a correr al ritmo de la música, realizando movimientos en cruz y trasversalmente en un espacio definido antes del inicio de la actividad. A lo largo del ejercicio, los jugadores deberán apresar la pelota con las dos (2) manos frente al estómago, pasarlo por delante, por detrás, arriba y abajo, igualmente podrán realizar movimientos de bíceps con la esfera, dar vueltas y golpear al mismo, así como también podrán combinar todas las acciones mencionadas con anterioridad.

El autor establece que este tipo de actividad tiende a representar una dificultad en los jugadores, ya que el uso de los brazos y piernas en un ejercicio hace que los mismos lleguen a perder el ritmo de manera mucho más rápida, sin embargo, al mismo tiempo, ayuda a lidiar con la fatiga producida por los ejercicios de toque-salto, es importante mencionar que debido al uso de los brazos y las piernas, el fortalecimiento de la parte baja y alta del cuerpo se encuentra presente a lo largo de todo el ejercicio.

Ejercicios para niños

A continuación, haremos mención de una serie de ejercicios, los mismos son pautados por R. Pacheco en su libro «La enseñanza y entrenamiento de fútbol 7. Un juego de iniciación al fútbol 11», a través de los mismos abarcaremos diferentes metas a alcanzar, las cuales están indicadas al inicio de cada actividad presentada a continuación:

Ejercicio nº 1: La finalidad de este ejercicio es progresar sobre el terreno

  • Cantidad de jugadores: Esta actividad puede ser desarrollada por ocho (8) personas, agrupadas en parejas.
  • Materiales a utilizar: Dos (2) porterías, balones.
  • Descripción de la actividad: Los jugadores deben formar cuatro (4) filas con dos (2) jugadores cada una, ubicadas dos (2) en la línea del medio campo y las otras dos (2) junto a la línea final. Salen dos (2) jugadores cada vez, quienes efectúan pases entre sí en progresión, continuando con un desmarque por detrás de la espalda del compañero, finalizando con un remate a la portería del contrario. El ganador será el equipo que haya alcanzado el mayor número de goles.

Ejercicio nº 2: Principios de defensa: Contención y cobertura.

  • Cantidad de jugadores: Esta actividad puede ser desarrollada con dos (2) equipos de tres (3) jugadores cada uno.
  • Descripción de la actividad: El equipo que tiene posesión del balón tiene que pasar el balón, de forma obligatoria, a todos aquellos que forman parte del equipo antes de hacer un remate a la portería y solo serán válidos los goles que sean realizados después de la línea de medio campo. En el caso del equipo que se encuentra en defensa, uno de sus jugadores debe realizar contención al lado de quien conduce la pelota, mientras que otro debe mantener su posición defensiva en apoyo al primer jugador.

Enseñanza del fútbol en edades comprendidas entre 10 y 12 años

La enseñanza del fútbol debe abarcar y afianzar distintas áreas dependiendo de la edad que se quiera abarcar, es por esto que hoy tenemos una serie de factores que se deben tener en consideración propuestos por el autor E. Benedek en su libro «Fútbol infantil», quien establece que para las edades entre 10 y 12 años se debe lograr la formación de coordinación gruesa y fina de los movimientos de nuevos elementos como por ejemplo los siguientes:

Golpear y recibir el balón con el empeine total y con el empeine exterior.

Recibir el balón a bote con el interior y exterior del pie, así como también con los muslos y el pecho.

El juego de cabeza estático debe ser enseñado, sin dejar a un lado el salto hacia un lado y en lateral.

Conducir el balón con la parte interior y exterior del pie, haciendo cambios en la dirección y ritmo de juego.

Llevar a cabo las fintas, igual que regatear a un contrario pasivo, recibir el balón.

El portero debe desarrollar todas sus funciones, como por ejemplo, posición básica, salidas y recepción de balones aéreos.

Realizar saques de banda, de pie.

Todos los aspectos mencionados anteriormente deben ser tomados en cuenta al momento de esperar resultados provenientes de grupos de niños en las edades previamente establecidas.

 

Entrenamiento de la técnica en niños entre 9 y 10 años

En las edades comprendidas entre 9 y 10 años, es importante afianzar las destrezas técnicas más sencillas, es por esto que E. Benedek en su libro «Fútbol infantil» establece los siguientes ejercicios:

Ejercicios para manejar el balón con las manos:

  • Cantidad de jugadores: Puede realizarse de forma individual.
  • Descripción de las actividades: El niño toma el balón con las manos, mientras el mismo se encuentra estático y en movimiento. También puede lanzar el balón hacia una pared o un compañero.

Ejercicios para manejar el balón con los pies:

  • Cantidad de jugadores: Puede realizarse de forma individual.
  • Descripción de las actividades: El niño debe realizar pases con la parte interior del pie. También puede parar el balón con la suela o con la parte interior del pie. Conducir el balón hacia delante para luego parar el balón con la suela.

Ejercicios aumentando el grado de dificultad:

  • Cantidad de jugadores: Puede realizarse de forma individual.
  • Descripción de las actividades: El niño puede realizar malabarismos haciendo uso del pie y la cabeza. Recibir el balón parado y en movimiento. Conducir el balón haciendo uso de cambios de dirección. Cabecear balones hacia la portería. Regatear a un contrario mediante fintas. Recibir balones aéreos.

Esta serie de ejercicios pueden desarrollarse de forma progresiva, con la finalidad de que los niños puedan realizar los que poseen mayor dificultad.