El tiro

En un juego, donde se encuentran presentes 22 jugadores que tienen el mismo objetivo de tener el control sobre el balón y marcar goles con el mismo, muchas veces la cancha donde se desenvuelven sus acciones se hace diminuta para que todos puedan realizar las funciones marcadas por sus posiciones, es por esto, que los autores W. Warren y G. Darrem en su libro «Guía de supervivencia del entrenador de fútbol» establecen que los retos más grandes de los entrenadores se centran en formular estrategias ofensivas y defensivas, que a su vez estén sincronizadas entre sus jugadores.

Es por esto que los expertos aseguran que el hecho de no tirar el balón, implica no tener oportunidades para marcar goles, por lo tanto, el ganar se vuelve más difícil de lo que parece, es por esto que los mismos establecen que dos formas de marcar el balón en un juego:

La primera, regateando la defensa contraria para dar paso a una situación de gol.

La segunda, recibiendo un pase mientras se encuentra en la zona donde sea más factible la situación de gol en ese momento.

Para ambas situaciones, los autores incentivan a los jugadores mantener una actitud agresiva (mas no antideportiva) y a su vez, de total confianza.

A nivel de técnica, el tiro es la misma función realizada en el pase, sin embargo, en vez de alcanzar a un compañero, el tiro tiene la función de entrar a la portería, por lo tanto, el entrenamiento de ambos se basa en precisión y saber medir la potencia de los disparos.