Mejorar el método de enseñanza para el fútbol

Desde el inicio de las sesiones de entrenamiento de fútbol se ha discutido cuál es el mejor método de enseñanza en estos casos, es por esto que hoy desarrollaremos las características que deben estar presentes para que el método sea reconocido por su mejora constante, basándonos en lo propuesto por el autor R. Pacheco en su libro «La enseñanza y entrenamiento del fútbol 7. Un juego de iniciación al fútbol 11»

Los métodos de enseñanza deben estar compuestos por una serie de factores que permitan a los participantes a asimilar cada vez mejor los aprendizajes, es por esto que los mismos han sido desarrollados a lo largo del tiempo de acuerdo a la evolución del deporte y sus jugadores.

Actualmente, se considera el mejor método aquel en que la dimensión de la técnica reposa sobre su utilidad para servir la inteligencia y la capacidad de decidir la técnica sobre la cual trabajar de forma individual y colectiva, es por esto que una sesión de entrenamiento no debe restringirse solo a los gestos biomecánicos, sino mas bien a la adaptación inteligente a la situación que se puede presentar en un juego.

Para que nuestra plantilla sea reconocida por estar conformada por participantes inteligentes, es fundamental brindarles a los mismos conocimientos tácticos del juego, ya que es importante que estos puedan manejar de forma correcta el cuándo, dónde, cómo y porqué deben realizar la técnica explicada, esto trae como resultado que el aprendizaje del juego, la enseñanza de la técnica y de la táctica, se encuentren asociados en una misma presentación.

Ejercicios para enseñanza del pressing

A continuación, desarrollaremos una serie de ejercicios planteados por G. Zeeb en su libro «Manual de entrenamiento de fútbol. 144 Programas de entrenamiento», los mismos tienen la finalidad de desarrollar y afianzar la enseñanza de la técnica del pressing, a continuación hacemos mención de los mismos:

Ejercicio nº 1:

  • Cantidad de jugadores: Esta actividad puede ser desarrollada con dos (2) equipos de diez (10) jugadores cada uno.
  • Materiales a utilizar: Ocho (8) banderines y diez (10) balones.
  • Descripción de la actividad: El equipo que defiende cubre con dos (2) jugadores el espacio que se encuentra delante de las dos (2) porterías y dispone a su vez una línea defensiva de tres (3) hombres al equipo que se encuentra en posesión del balón. Dicha línea debe situarse cerca del balón e intenta obligar a los atacantes a realizar pases horizontales. El equipo atacante intenta obtener mediante un rápido cambio de juego una superioridad numérica frente a una de las dos (2) porterías y concluir el gol.

Ejercicio nº 2:

  • Cantidad de jugadores: Esta actividad puede ser desarrollada con dos (2) equipos de seis (6) y siete (7) jugadores
  • Materiales a utilizar: Ocho (8) banderines y diez (10) balones.
  • Descripción de la actividad: La defensa juega con tres (3) jugadores, conformado por dos (2) defensas y un (1) libre, más tres (3) centrocampistas. Durante esta actividad se encontrarán las dos porterías abiertas frente a dos (2) delanteros y tres (3) centrocampistas. El equipo que ataca la portería practica el pressing de ataque, en el caso de pérdida del balón provocando así una apertura de espacios de banda para que el contrario se encuentre en una situación de estrechamiento de tiempo y espacio.

Importancia del calentamiento

El calentamiento es una fase previa al partido, sin embargo, como bien lo establece el autor G. Zeeb en su libro «Manual de entrenamiento de fútbol. 144 programas de entrenamiento», en la gran mayoría de las categorías que juegan fútbol no profesional, muchas veces no le prestan atención o la suficiente importancia a esta etapa antes de adentrarse a la cancha.

La consecuencia de esta acción, es provocar distintos tipos de lesiones en los jugadores, así como también una serie de fallos que pueden presentarse en el juego, debido a que el cuerpo no se encuentra lo suficientemente preparado para realizar cierto tipo de acciones.

Es por esto, que como bien saben, el calentamiento se debe efectuar de forma previa, como un tipo de preparación del cuerpo para dar lo mejor de sí a lo largo de los noventa (90) minutos de partido.

Es importante destacar el estiramiento como una parte muy importante del calentamiento, la cual prepara la musculatura y la ayuda a ser mucho más flexible ante una serie de movimientos rápidos ejecutados por el jugador.

Por lo general, el calentamiento completo de un equipo debería tener una duración de aproximadamente veinte (20) o treinta (30) minutos, esto dependerá mucho del nivel del equipo .

Igualmente, el experto recomienda que durante los entrenamientos, el entrenador elija a un jugador y le enseñe de forma personalizada como realizar el calentamiento, otorgándole ideas para que él mismo lo realice sin tener que perder su creatividad.

 

Objetivos para enseñanza en niños entre 10 y 14 años

La enseñanza del fútbol en niños de 10 y 14 años por lo general es dictada en materias como Educación Física en el colegio, es por esto que para el día de hoy desarrollaremos una serie de objetivos que deben siempre ser salvaguardados sin importar el contexto en el cual se haga la enseñanza.

Dichos objetivos son establecidos por E. Benedek en su libro «Fútbol Infantil», el mismo hace mención que las técnicas básicas del fútbol deben desarrollarse a través de los siguientes aspectos:

Calentamiento entre parejas, haciendo uso del balón.

Practicar técnicas básicas del fútbol.

Realizar actividades recreativas, como por ejemplo relevos, concursos y distintos juegos con el balón que afiancen técnicas del fútbol.

Hacer uso de ejercicios combinados, para desarrollar el marcaje y desmarque, cambios de posición, entre otros.

Llevar a cabo partidos, con y sin porterías, donde la finalidad sea la enseñanza de la técnica.

El autor establece que estos objetivos pueden mantener la motivación entre un grupo de esta edad, igualmente es recomendable considerar el número de participantes de las prácticas, el cual siempre podrá variar, dándole mayores oportunidades a los aprendices.

Por último, el experto hace mención de la inclusión de niñas en este tipo de deporte y asegura que en la etapa del colegio pueden aprender lo mismo que los niños, sin embargo, recomienda que en el caso de jugar entre ellos, lo ideal sería que esta oportunidad fuera hasta que cumplan los 10 años de edad.

Etapas en la enseñanza del fútbol en niños

Al momento de enseñar el fútbol a un grupo de niños, se debe tener en consideración que no existe solamente una forma de enseñar, sino mas bien miles, es por esto que para el día de hoy desarrollaremos una serie de etapas de enseñanza que establece el autor R. Pacheco en su libro «La enseñanza y entrenamiento del fútbol 7. Un juego de iniciación al fútbol 11»

El autor establece que para estas etapas se deben crear situaciones simples, que den paso a la motivación de los jugadores, adaptándose así a una serie de características y un nivel educativo que facilite la enseñanza.

El experto asegura que existen seis etapas, las cuales son las siguientes:

Etapa nº 1: El participante crea una relación con el balón, a través de ejercicios que permitan el acercamiento al mismo.

Etapa nº 2: El participante a través de esta etapa deberá crear una relación con el balón y con la portería.

Etapa nº 3: En esta etapa se le añade otro factor al juego que desempeña el individuo, ya que se crea una relación con el balón, la portería y el adversario.

Etapa nº 4: Esta es un poco más completa, ya que el jugador aprende a jugar junto a un compañero ante un adversario para llevar la pelota hacia la portería.

Etapa nº 5: En esta etapa el jugador comienza a jugar con los mismos elementos mencionados con anterioridad pero en un equipo de tres personas.

Etapa nº 6: En este caso, el equipo pasa a ser de siete personas, contra un equipo que también posee siete integrantes y todos manejan los mismos componentes mencionados en etapas anteriores.

Fases del proceso de enseñanza del fútbol

La enseñanza del fútbol hacia niños es una actividad que debe realizarse con muchísima responsabilidad, ya que esto puede regir la forma en la que el niño puede desempeñarse individual y colectivamente, lo cual puede beneficiar o perjudicar al equipo, dependiendo del caso.

Muchas veces este tipo de educación no se lleva de forma adecuada, es por esto que desarrollaremos a lo largo del día de hoy las fases del proceso de enseñanza que establecen A. Ardá, C. Casal y C. A. Casal en su libro «Metodología de la enseñanza del fútbol»

Fase nº 1: Construir relaciones con el balón y el juego colectivo.

En el transcurso de esta fase, el niño debe aprender para qué funciona el balón, la fase ofensiva y defensiva para manipularlo y los sistemas básicos para el juego entre equipos. El autor recomienda que la enseñanza de los sistemas básicos se realice con equipos de 5 jugadores, los cuales deben desarrollar actividades con la pelota para así familiarizarse con la misma.

Fase nº 2: Construir estrategias de juego ante un adversario.

Se recomienda la enseñanza de esta fase con grupos de siete (7) jugadores, para que así puedan desempeñarse en situaciones de oposición 1×1, tanto en misiones defensivas como ofensivas. Igualmente, el experto recomienda que se establezcan los factores defensivos y ofensivos que definan a ambos equipos.

Fase nº 3: Construir estrategias de juego con la compañía de otros jugadores y del adversario.

A lo largo de esta fase, se deben explotar las situaciones de 2×1, 2×2, 3×3, para así desarrollar la parte colectiva del equipo, es decir, que todos los jugadores desarrollen sus acciones con la finalidad de llevar a cabo un fin común, el cual es anotar un gol.

Fase nº 4: Construir el juego entre dos equipos, mientras que uno se encuentra en el centro del campo.

En esta fase, se procede a realizar la enseñanza con equipos de once (11) jugadores cada uno, la enseñanza de la estrategia colectiva se desarrolla a un nivel mucho mayor y por ende mucho más eficaz.

Fase nº 5: Construir el juego entre once.

Esta última fase se reconoce por el hecho de educar a los jugadores a través de nuevas técnicas que afinen su estrategia colectiva, modificando sus objetivos al momento del juego y a su vez mejorando de forma individual sus acciones en la cancha.

¿Cómo iniciar el aprendizaje de recepción en niños?

La recepción del balón es una técnica importante al momento de jugar en la cancha, ya que esta puede representar el inicio de una conducción del balón, un pase a otro jugador e inclusive una jugada perfecta.

El autor S. Vásquez en su libro «Fútbol base. La técnica aplicada a diferentes niveles», establece que el aprendizaje de la recepción en niños debe comenzar por el amortiguamiento del balón, debido a que considera importante medir la velocidad y la altura a la que se avecina el balón, para así pulir las fallas que presente el jugador.

Igualmente, el autor asegura que el entrenamiento de amortiguamiento debe comenzar por las partes del cuerpo que estén más cercanas al campo visual del jugador, como por ejemplo el pecho y los brazos.

A continuación, se presenta un ejercicio propuesto por el autor para desarrollar la fase de amortiguamiento con la parte frontal del cuerpo:

Descripción de actividades:

Ejercicio nº 1: El alumno debe coger el balón con las manos, procurando realizar vaivenes con el balón, dejándolo llegar hasta el abdomen y recogerlo con las manos, este ejercicio puede realizarse hasta que el jugador pueda realizarlo con los ojos cerrados.

Ejercicio nº 2: El participante debe encontrarse de pie, realizar botes con el balón y recogerlo. Esta actividad puede repetirse varias veces, inclusive se le pueden agregar balones de distintos tamaños y pesos.

Ejercicio nº 3: El alumno deberá lanzar el balón de tal forma que pase la altura del hombro y recogerlo a la altura del pecho y los brazos. Igualmente, se le puede modificar el tamaño y peso de las pelotas, como también utilizar posiciones dinámicas y estáticas, incrementar la altura del lanzamiento y modificar trayectorias mientras realiza el ejercicio.

La práctica de esta fase de entrenamiento dará paso a que el alumno pueda desempeñar los aspectos necesarios para lograr una recepción del balón de manera eficiente a lo largo de su trayectoria futbolística.