Ejercicios de pelota – 15 minutos

El día de hoy desarrollaremos una serie de ejercicios que tiene la finalidad de ser realizados durante 15 minutos, los mismos han sido propuestos anteriormente por el autor M. Vanierschot en su libro «Programa anual de entrenamiento de fútbol», a continuación, presentamos los mismos:

A lo largo del terreno, cada jugador debe disponer de un balón para realizar lo mencionado:

  1. Golpear el drible al bies, con el exterior del pie izquierdo y seguidamente, con el pie derecho.
  2. Conducir el balón con el interior del pie izquierdo para luego, golpearlo seguidamente con el derecho.
  3. Salir en drible al bien hacia la izquierda, seguidamente a la derecha y conducir el balón.
  4. Realizar toques con la pelota hacia atrás, con la planta del pie y conducir con cuidado hacia el interior del pie.
  5. Al momento de la señal, se debe lanzar el balón fuerte, oblicuamente dos veces hacia la izquierda y dos veces hacia la derecha.
  6. Los jugadores deben salir en conducción y a la señal, sentarse rápidamente sobre el balón.
  7. Hacer toques con la pelota a lo largo del terreno.
  8. A la señal, saltar diez veces por encima de la pelota, con las piernas juntas, hacia delante y hacia atrás.
  9. A la señal, saltar diez veces, con las piernas juntas, lateralmente, por encima del balón
  10. Por último, dos minutos de relajación, haciendo uso de la pelota.

Tipos de entrenamiento en jugadores juveniles

De acuerdo a lo que establecen los autores A. Ardá, C. Casal y C. Casal en su libro «Metodología de la enseñanza del fútbol», los jugadores juveniles realizan sesiones de entrenamiento, las cuales poseen una serie de características particulares ante la etapa q representan.

En cuanto al entrenamiento condicional, estos se basan en lo siguiente:

La resistencia, se reconoce por desarrollarse a través de distintas manifestaciones, como lo es el caso de la capacidad y potencia anaeróbica, la resistencia a la velocidad y la resistencia mixta.

La velocidad, en este tipo de entrenamientos se enfoca en los métodos utilizados por sesiones dirigidas a adultos, como un volumen de trabajo ligeramente inferior.

La fuerza, debido al desarrollado sistema óseo que presentan los jugadores, estos pueden hacer uso de ejercicios y métodos de entrenamiento similares a los utilizados por adultos. Igualmente, se desarrolla la fuerza máxima, explosiva, la fuerza de resistencia y reactiva.

La flexibilidad, es de vital importancia, ya que en el momento en el que se incrementa la fuerza, la flexibilidad tiende a disminuir, sin embargo, esto puede evitarse siempre y cuando se realice el entrenamiento adecuado.

A su vez, existen una serie de pautas que han de ser realizadas en un tipo de entrenamiento técnico-táctico propio de esta etapa, las mismas se presentan a continuación:

  • Esta etapa es considerada como una de las etapas de oro del aprendizaje del fútbol.
  • Se debe buscar la máxima eficiencia técnico-táctica.
  • Se preparan de manera individualizada por puestos específicos.

Sistema de entrenamiento – PARTE 2

El día de hoy continuaremos con el Sistema de Entrenamiento y sus etapas, las mismas han sido propuestas anteriormente por el autor M. Cook en su libro «Dirección y entrenamiento de equipos de fútbol», el cual se encuentra dividido por etapas y es presentado a continuación:

Etapa nº 3 – Progresión y situación:

Esta etapa es reconocida por incrementar la complejidad del ensayo, a través de la introducción de oposición, más jugadores, menos espacio, más ritmo de práctica, entre otros aspectos. Los dos defensas laterales deben introducir oposición y decisiones a tomar según aumente la complejidad, para esto se pueden realizar juego de 6×6, adaptados al realismo.

Etapa nº 4 – Situación de juego – competición:

En esta etapa se debe organizar un partidillo completo, de 11×11, para de esta forma poder integrar a todos los jugadores en los nuevos elementos introducidos en las distintas circunstancias que corresponden a una competición.

Es por esto, que se debe emplear una serie de condiciones, que jueguen a intervalos. La mayor parte del tiempo se destina a que los jugadores practiquen los elementos recién introducidos en los rigores de la competición.

Una vez establecidas estas etapas, es importante que puedan ser tomadas en cuenta al momento de desarrollar y planificar distintas sesiones de entrenamiento, es por esto que esperamos puedan aprovechar esta información y potenciar las habilidades de cada uno de los integrantes de la plantilla.

 

Sistema de entrenamiento – PARTE 1

Un sistema de entrenamiento tiene lugar gracias a la planificación del programa, para esto nos centraremos en lo propuesto por el autor M. Cook en su libro «Dirección y entrenamiento de equipos de fútbol», el cual se encuentra dividido por etapas y es presentado a continuación:

Etapa nº 1 – Situación de juego y demostración:

En este caso, el autor establece que se debe organizar una práctica de juego completo, con dos equipos conformados por 11 jugadores cada uno. Estos deben jugar por el transcurso entre 15 o 20 minutos, en una participación donde se aíslen las oportunidades donde los defensas laterales podrían atacar y el equipo podría subir como una unidad.

El técnico en esta oportunidad, decide que tanto deben avanzar los defensas laterales, de una forma mucho más efectiva, todo con la finalidad de que el equipo pueda ensayar para cerrarse y agruparse al momento de jugar con método defensivo.

Etapa nº 2 – Entrenamiento por repeticiones:

Esta etapa se reconoce porque se pueden ejercer las siguientes acciones:

  1. Formar un grupo pequeño en un extremo del campo, donde dos defensas laterales puedan practicar sin adversarios.
  2. Formar otro grupo que se divida en tres contra tres y estos deben ensayar en el otro extremo del campo en zonas de tamaño reducido.

Los defensas deben practicar carreras cronometradas y para centrar el balón sobre la marcha, mientras que los miembros del otro grupo, trabajan en distintos aspectos de la interceptación de los atacantes.

Combustibles más importantes para realizar ejercicio

El día de hoy continuaremos con lo previamente establecido por la autora A. Bean en su libro «La guía completa de la nutrición del deportista», quien asegura que en el caso de las grasas, proteínas e hidratos de carbono, todos tienen la posibilidad de brindarle energía al organismo y a su vez, estos son transportados a las células musculares, donde son absorbidos y degradados.

Mientras que el alcohol, no puede ser utilizado de forma directa en los músculos, es allí cuando el hígado cumple su función, que se enfoca en la descomposición del alcohol a través de las enzimas que este posee. Es importante mencionar, que este órgano posee su propio ritmo y tiempo de trabajo, por lo tanto la descomposición del mismo no puede ocurrir de forma rápida ni haciendo una cantidad determinada de ejercicio intenso.

Las proteínas, son capaces de producir energía siempre y cuando se realice un determinado ejercicio a través de sesiones de entrenamiento muy largas o intensas, desempeñando así un papel importante a nivel energético.

Esta información asegura una vez más que los alimentos que consumimos suministran a nuestro cuerpo las herramientas necesarias para desempeñar de manera correcta y eficiente, el desarrollo de las técnicas vinculadas al fútbol. No hay que olvidar que la práctica de las mismas en conjunto con una alimentación adecuada, asegurará que el jugador se desempeñe como todos los entrenadores esperan.

Distintas escalas de aprendizaje – PARTE 2

Hoy finalizaremos lo presentado en el artículo anterior, basado en los distintos niveles de aprendizaje y todo aquello que los representa, es importante mencionar que estas han sido propuestas por los autores J. Velasco y J. Lorente, en su libro «Entrenamiento de base en fútbol sala» y las mismas se presentan a continuación:

La etapa de optimización, en esta fase se alcanza el grado de consecución máximo, en todos los ámbitos que se desean mejorar. En esta se adquiere la automatización de cada una de las acciones que se ejecutan, así como también la adaptación a las distintas situaciones que se generan en un juego real, igualmente, la estabilidad emocional se debe adaptar de manera eficaz y eficiente dependiendo del tipo de competición que se desarrolle. En este caso, los entrenamientos se puede aumentar la dificultad a nivel cuantitativo, condicionando el nivel de veces que se realizan los toques al balón, entre otros factores, y en el caso del nivel cualitativo, puede ocurrir por la necesidad de aumentar la velocidad, bien sea debido al tiempo o al espacio que posean los jugadores.

La etapa de mantenimiento, se ejecuta en la mayor parte de la vida de un deportista, lo cual trae consigo una mejora deportiva debido a la obtención de experiencia, gracias a la práctica continua y por el conocimiento de las distintas circunstancias que tienen cabida en el juego. A través de la  individualización deportiva, los objetivos de esta etapa pueden alcanzarse, gracias al rendimiento físico alcanzado a través de estos entrenamientos.

El centro de juego

De acuerdo a lo establecido por los autores A. Ardá, C. Casal y A. Casal en su libro «Metodología de la enseñanza del fútbol», el centro de juego es parte del gran espacio en el que se desarrollan las acciones de la cancha, dentro del cual se maneja el móvil de tal forma que puede beneficiar o perjudicar a uno de los dos equipos participantes.

El concepto del centro de juego, es aquel espacio funcional que se encuentra definido por el jugador que se encuentra en posesión de la pelota, así como también los jugadores que están en una situación de participación inmediata en un espacio próximo al ya mencionado, estos pueden ser tanto compañeros de equipo como adversarios.

En el caso del concepto de «fuera de centro de juego», es el espacio mayor en la que se encuentran los demás jugadores y a medida en la que evoluciona el ataque de los jugadores, este espacio podría convertirse en el centro de juego.

Podemos concluir que el movimiento que se realiza con el balón y las distintas situaciones que esto trae como resultado, define la creación de los espacios definidos como centro de juego, así como también, va incorporando nuevos jugadores al mismo y perdiendo a otros a la vez.

Es una realidad que el establecimiento del centro de juego depende mucho del ritmo de juego que se desarrolle en el campo, así como también los jugadores involucrados, igualmente, nos puede indicar el nivel de posesión del balón que presente cada equipo en la cancha.

Secuencia adecuada para el aprendizaje del fútbol

Existe una gran cantidad de opiniones con respecto a cual es la mejor secuencia relacionada al aprendizaje del fútbol, de acuerdo a lo planteado por el autor T. Guimarães en su libro «Fundamentación y técnica en el fútbol», muchos entrenadores afirman que esta debe estar centrada en los elementos tácticos, como por ejemplo, la lógica interna del juego, los objetivos de la cooperación entre compañeros de equipo y la posición que estos deben mantener como conjunto ante los adversarios, mientras que por otra parte, algunos proponen un aprendizaje progresivo, capaz de facilitar la adquisición de gestos técnicos hasta alcanzar el esperado nivel de domino sobre la táctica y la técnica.

Es una realidad que ambas propuestas son válidas y poseen sus aspectos positivos y negativos e independientemente en ellos se establece un proceso de formación técnico-táctica, ell cual desarrollaremos a continuación:

  • Primeramente, se debe desarrollar la presentación global de la ejecución correcta de la técnica.
  • Se debe ejercitar el gesto técnico en condiciones simplificadas.
  • Se debe llevar a cabo la repetición múltiple de la secuencia de la acción técnica.
  • Se les presenta a los jugadores las pequeñas variantes del juego y la relación que tiene con los compañeros y otros elementos, como por ejemplo, el campo, las porterías, la pelota, entre otros.
  • Las prácticas se realizan en contextos de juegos más amplios a la situación real, en la cual intervienen tanto compañeros como adversarios.
  • El contenido táctico de los objetivos debe reconocerse por ser creciente.
  • El gesto técnico se practica teniendo en consideración las consecuencias propias del juego, en la cual se establece la combinación de los distintos elementos del deporte.
  • Se deben introducir los contenidos teóricos y teórico-práctico de los principios y la táctica individual.
  • Se amplia el repertorio de variantes y distintos recursos técnicos.
  • Por último, se ejecutan acciones en condiciones similares a la competición, donde por lo general se encuentran presentes el estrés físico y mental de los jugadores.

Sistema 1-1-3 en Fútbol Sala

El día de hoy desarrollaremos el Sistema 1-1-3 utilizada en el Fútbol Sala, la misma se conoce también como el Sistema de Triángulo con Base Ofensiva, este también se encuentra directamente relacionado con el Sistema 1-3-1, explicado anteriormente en otros artículos, es importante mencionar que ambos han sido propuestos por el autor F. Gayoso en su libro «Fútbol Sala: Reglas del juego, reglamento, técnica, táctica y estrategia, entrenamiento, competición»

A este sistema lo componen, además del guardameta, las siguientes posiciones:

  • Jugador libre: Esta posición es ocupada por dos jugadores, que se ubican entre el defensa y el centro campo, apoyando a sus compañeros atacantes. En cuanto a acciones defensivas, oiría retrasar su ubicación hasta situarse como un hombre defensor libre.
  • Extremos: Estas posiciones son ocupadas por los jugadores 3 y 5 y cumplen un carácter totalmente ofensivo, actuando en las zonas extremas, cambiando de extremo y desenvolviéndose por el centro de ataque. Al momento de realizar acciones defensivas, estos retrasan su posición hasta llegar a defensas laterales.
  • Delantero Centro: Esta posición está representada por el jugador número 4, quien cumple la función de hombre punta y se desenvuelve por los extremos y en el centro de ataque. En la defensa, este puede mantener su posición de delantero o retrasar su posición hasta convertirse en marcador central.

Tener en cuenta las funciones de cada uno de los jugadores que tienen cabida en este tipo de sistema, puede ayudarnos a manejar con mayor facilidad la organización tanto en los entrenamientos como en los juegos.

Coméntanos si has llegado a utilizar este sistema y qué tal te ha parecido.

Como realizar instrucciones durante el entrenamiento

Como bien sabemos, el entrenamiento es una actividad que se lleva a cabo a través de distintas acciones que conforman la sesión es por esto que hoy nos centraremos en lo propuesto por los autores J. Bangsbo y B. Peitersen en su libro «Fútbol. Jugar en ataque»

De acuerdo a lo establecido por los expertos, existen varias fases de la sesión y en todas, el entrenador lleva a cabo una serie de funciones, a continuación explicamos las mismas de una forma mucho mas detallada:

La preparación:

  • Durante esta parte predecesora al entrenamiento, el entrenador debe conocer a fondo las actividades a realizar, con la finalidad de mostrar seguridad ante sus indicaciones y no poseer material informativo en las manos, lo cual le restaría credibilidad a lo que diga.
  • Tener bien clara la medida de las indicaciones que quiere realizar durante la sesión de entrenamiento.

Al comienzo de los ejercicios:

  • El entrenador debe aclarar cual es la finalidad de los ejercicios, así como también, las cosas que deben ocurrir durante la ejecución de los mismos.
  • A su vez, se debe evitar realizar largas explicaciones que le quiten el interés a los participantes.

Durante la realización de los ejercicios:

  • Las indicaciones del entrenador se deben concentrar y las correcciones han de ser respaldadas con el objetivo del entrenamiento. El resto de los comentarios deben tener la finalidad de mantener el juego activo.
  • El entrenador debe evitar que los jugadores se llamen los unos a los otros de manera exagerada.
  • Se debe acostumbrar a los jugadores a interrumpir un ejercicio una vez que se realice un sonido que lo indique.
  • Se debe pitar de forma moderada, esto hará que los jugadores no confundan el rol de entrenador con el rol de árbitro.