Características de equipos defensivos

El control de un partido puede ocurrir dependiendo del modelo de juego que desempeñe el equipo, en el caso de hoy, vamos a determinar los principios fundamentales en un modelo de juego defensivo.

  1. Estudian la manera de jugar del oponente, mantienen una posición y una atención defensiva mucho más aguda ante las jugadas ya estudiadas.
  2. Marcan tiempos más lentos, se caracterizan por hacer del juego mucho más lento con la finalidad de no agotarse y que el juego se desenvuelva al ritmo del equipo defensivo.
  3. Ejecutan la estrategia del balón parado, para mantener el tiempo a su favor.
  4. La defensa de estos equipos son mucho más definidas y sólidas.

Independientemente de si tu equipo es defensivo u ofensivo, lo que si es cierto es que al tener el modelo claro y ejecutable de forma efectiva, la posesión del balón se encontrará siempre a tu favor.

Y tu idea de controlar un partido, ¿se parece a estos principios?