Visualizar mejoras del estado mental del equipo-grupo

Como bien sabemos el rendimiento de los jugadores se debe al buen estado físico que estos construyen en los entrenamientos, sin embargo, muchos entrenadores olvidan la importancia del estado psicológico de los mismos, tanto en los entrenamientos como en los partidos.

Es por esto que hoy haremos mención de lo recomendado por L. Cantarero en su libro «Psicología aplicada al fútbol. Jugar con la cabeza», quien identifica a los «entrenadores tradicionales» como aquellos que se centran en la comunicación uni-direccional (del entrenador a los jugadores) y no bi-direccional (comunicación entre el entrenador y los jugadores).

Este hecho puede incrementar la estrategia y la técnica utilizada por el equipo, así como también pueden elevar el nivel de estrés y disminuir la motivación y la confianza dentro de la plantilla.

Debido a esto, el autor propone los siguientes consejos para mejorar el estado mental del grupo:

  • Facilitar un espacio, donde los jugadores puedan conversar abiertamente de lo que los motiva, sus expectativas, estados de ánimo, entre otros temas relacionados a los aspectos individuales internos de cada jugador.
  • Analizar los resultados obtenidos en los espacios de conversación, bien sea lo que los alimenta positivamente, como los aspectos que hacen que se presenten síntomas de malestar a nivel individual y colectivo.
  • Aprovechar la información obtenida, para crear estrategias dirigidas a potenciar y mejorar las relaciones interpersonales entre los jugadores y su sentimiento de pertenencia hacia el equipo.

La importancia de cuidar y mejorar el estado de ánimo de los jugadores se observa cuando estos se sienten parte del equipo, como si fuese su segunda casa, por lo tanto evitarán faltar a sus responsabilidades y mucho menos a las personas que forman parte del Club, haciendo que el mérito de uno, se convierta en la victoria de todos.