Principios de ejecución del pase – Niños hasta 11 años

Un pase es llevar a cabo la acción de trasladar el balón de un jugador a otro dentro del campo de fútbol, a pesar de que suene bastante sencillo, es una realidad que en la cancha se desarrollan un sin fin de situaciones que complican esta acción, es por esto que hoy desarrollaremos los principios básicos que conforman la ejecución de los pases, teniendo en consideración lo planteado por el autor  H. Eissmann en su libro «Fútbol base. (12-13 años). Programas de entrenamiento».

Los principios que manejaremos el día de hoy están basados en las necesidades de aquellos grupos donde sus integrantes poseen edades comprendidas hasta los 11 años.

La mayor precisión posible, debe ser aquello que se reconozca más sobre la acción del pase.

El pase raso, debe realizarse en dirección hacia donde corren sus compañeros.

El jugador desmarcado, es aquel que determina la dirección del pase, así como también, el pase puede determinar la dirección de la carrera del compañero.

El adversario puede ser engañado, haciendo uso de un pase opuesto a la dirección de la carrera.

Antes de recibir el balón, el jugador debe informarse sobre las posibilidades de pase que tiene a su disposición.

Al construir un ataque, el balón debe ser pasado al siguiente hombre que se encuentre disponible.

Evita el pase, siempre que venga de un jugador que ya ha sido marcado.

Todos y cada uno de estos principios que corresponden a la edad de grupos menores de 11 años, deben ser aplicados durante las sesiones de entrenamiento, ya que de esta forma su capacidad motriz, así como también la forma en la que los participantes viven el juego, se verán desarrollados de manera positiva y a su vez, los hará capaces de recibir sesiones de entrenamiento con mayores exigencias una vez que el momento sea el correcto.