Aspectos generales de la táctica del equipo

El autor G. Zeeb en su libro «Manual de entrenamiento de fútbol. 144 Programas de entrenamiento», establece que los aspectos generales en cuanto a la táctica de entrenamiento del equipo se enfoca en el sistema de juego, el comportamiento de la defensa y de la delantera del equipo, un ejemplo de todos y cada uno de estos centros del juego es la disposición inicial, el marcaje individual o en zona, el pressing y el contraataque.

El entrenador debe observar de manera detallada cada una de las habilidades y capacidades de los jugadores, de tal manera en la que se pueda fijar los objetivos y conceptos tácticos para que el equipo pueda tener un mejor resultado en cuanto a su desarrollo.

Para esto, se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. ¿Se debe involucrar nuevos jugadores al equipo? ¿Cuáles son sus puntos fuertes y débiles? Estos puntos deben coincidir con los objetivos del equipo.
  2. ¿Cuál es el sistema de marcaje más indicado para el equipo? A través del mismo, se debe poner en práctica la forma buscada de la defensa individual y de las zonas combinadas.
  3. ¿Cuáles son los objetivos designados para el comportamiento de ataque, buscando la delantera? ¿Cuáles son los jugadores adecuados para esto?
  4. ¿Se ha practicado anteriormente la trampa fuera de juego y existe un organizados de defensa para esto?
  5. ¿El equipo cuenta con las características físicas y psicológicas para desarrollar un buen pressing?
  6. ¿Cuáles son los mejores jugadores para determinadas situaciones?

Estos aspectos nos podrán ayudar como entrenadores a designar las finalidades que se deben considerar para el equipo, determinando así el desarrollo a nivel táctica individual y colectiva, con la finalidad de generar mejores resultados en la práctica.

Rendimiento individual de un jugador

Los autores A. Ardá, C. Casal y A. Casal en su libro «Metodología de la enseñanza del fútbol», establecen que la participación individual de un jugador responde a un tipo de rendimiento y de técnica, como la que se desarrolla a continuación:

En cuanto a la acción ofensiva,

  • Cuando el jugador posee el balón, esto hace que su equipo esté en posesión del balón y con la posibilidad de marcar un gol, por lo tanto se lleva a cabo una acción ofensiva y solo este jugador puede desarrollar la acción del gol. Es un hecho que esta es la posición en la cual se observan más las diferencias entre los roles existentes.
  • Cuando el jugador no posee el balón y su equipo si lo tiene controlado en el centro de juego, las conductas básicas que puede ejecutar son las de apoyo y las del desmarque.
  • Cuando el jugador no posee el balón y este se encuentra fuera del centro de juego, estos se reconocen por la incapacidad de intervenir en el juego, por lo tanto, estos deben ser capaces de diferenciar a los jugadores ofensivos y a los jugadores defensivos.

En cuanto a la acción defensiva,

  • Cuando el jugador del equipo sin balón se opone ante aquel que posee la pelota, este debe actuar directamente sobre el jugador que posee el balón, con la intención de desposeer al adversario o en el peor de los casos, entorpecer sus acciones.
  • Cuando el jugador del equipo sin balón se encuentra en el centro de juego, este debe llevar a cabo conductas de marcaje, más o menos estrecho en función a la situación de centro de juego, en relación a la portería.