Modificaciones en la estructura reglamentaria del fútbol – PARTE 2

El día de hoy continuaremos desarrollando las distintas características del fútbol base, que han sido modificadas por la Real Federación Española de Fútbol, con la finalidad de que este deporte sea mucho más ameno para loa más pequeños, igualmente, es importante mencionar que las mismas se encuentran establecidas en el libro «Fundamentación y técnica en el fútbol», que fue escrito por el autor T. Guimarães, a continuación estableceremos las segunda parte de las variantes:

La reducción del tiempo de juego: Sus objetivos se centran en adaptar el tiempo al esfuerzo físico y las condiciones propias de un joven futbolista, así como también, le brinda la posibilidad al juego de mantener un ritmo e intensidad constante, por último, este aspecto también tiene la finalidad de evitar que el niño se distraiga por el exceso de tiempo.

La limitación en el número de jugadores participantes: Esto tiene la función de que todos los jugadores participen de manera mucho más activa en el juego, aumentando de esta forma los niveles de motivación entre ellos. Igualmente, esta variante hace que las posibilidades de mejora cuantitativa y cualitativa mejoren durante la competición, creando así una mejor red de comunicación entre los participantes y el entrenador.

El aumento de las posibilidades de sustitución: Esto permite que todos los jugadores del equipo participen en el juego, lo cual facilita la formación educativa del niño y a la vez, la aparición de problemas entre los participantes y la posibilidad de lesiones muestra una reducción notables.

Esta en definitiva es una guía que nos permitirá adaptar todo lo que conocemos a aquellos pequeños que se inician en el juego del fútbol y sus distintas competiciones, por esto te recomendamos seguir leyendo nuestros artículos durante el día de mañana, ya que continuaremos extendiendo este interesante tema.

Fases del proceso de enseñanza del fútbol

La enseñanza del fútbol hacia niños es una actividad que debe realizarse con muchísima responsabilidad, ya que esto puede regir la forma en la que el niño puede desempeñarse individual y colectivamente, lo cual puede beneficiar o perjudicar al equipo, dependiendo del caso.

Muchas veces este tipo de educación no se lleva de forma adecuada, es por esto que desarrollaremos a lo largo del día de hoy las fases del proceso de enseñanza que establecen A. Ardá, C. Casal y C. A. Casal en su libro «Metodología de la enseñanza del fútbol»

Fase nº 1: Construir relaciones con el balón y el juego colectivo.

En el transcurso de esta fase, el niño debe aprender para qué funciona el balón, la fase ofensiva y defensiva para manipularlo y los sistemas básicos para el juego entre equipos. El autor recomienda que la enseñanza de los sistemas básicos se realice con equipos de 5 jugadores, los cuales deben desarrollar actividades con la pelota para así familiarizarse con la misma.

Fase nº 2: Construir estrategias de juego ante un adversario.

Se recomienda la enseñanza de esta fase con grupos de siete (7) jugadores, para que así puedan desempeñarse en situaciones de oposición 1×1, tanto en misiones defensivas como ofensivas. Igualmente, el experto recomienda que se establezcan los factores defensivos y ofensivos que definan a ambos equipos.

Fase nº 3: Construir estrategias de juego con la compañía de otros jugadores y del adversario.

A lo largo de esta fase, se deben explotar las situaciones de 2×1, 2×2, 3×3, para así desarrollar la parte colectiva del equipo, es decir, que todos los jugadores desarrollen sus acciones con la finalidad de llevar a cabo un fin común, el cual es anotar un gol.

Fase nº 4: Construir el juego entre dos equipos, mientras que uno se encuentra en el centro del campo.

En esta fase, se procede a realizar la enseñanza con equipos de once (11) jugadores cada uno, la enseñanza de la estrategia colectiva se desarrolla a un nivel mucho mayor y por ende mucho más eficaz.

Fase nº 5: Construir el juego entre once.

Esta última fase se reconoce por el hecho de educar a los jugadores a través de nuevas técnicas que afinen su estrategia colectiva, modificando sus objetivos al momento del juego y a su vez mejorando de forma individual sus acciones en la cancha.