Infracciones y sanciones

El día de hoy desarrollaremos un poco sobre las sanciones e infracciones que tienen lugar durante un juego de fútbol, a continuación, estableceremos las mismas, teniendo en consideración lo establecido por el autor R. Clavellinas, en su libro «Manual didáctico de las reglas de fútbol»

En los jugadores, se pueden presentar las siguientes sanciones:

  1. En el caso de que un jugador entre al campo sin un previo aviso, el árbitro deberá interrumpir el juego y amonestar al participante.
  2. Si un jugador cruza de forma involuntaria la línea de banda o la línea de meta del terreno de juego, no se comete ningún tipo de infracción y hasta se llega a considerar parte de la jugada.

En jugadores sustitutos o sustituidos:

  1. Si un jugador sustituto o sustituido entre a campo de juego sin un previo aviso, el árbitro debe amonestar al jugador debido a que esto se toma como una conducta antideportiva para luego reanudar el juego con un tiro libre indirecto donde se detuvo el juego, con el ingreso del participantes.

Un funcionario oficial:

  1. Una vez entre en el terreno de juego, sin ningún tipo de aviso previo, el árbitro debe interrumpir el partido, se debe alejar al mismo y expulsarlo debido a que esta acción es considerada una conducta antideportiva e irresponsable, para luego de esto, reanudar la actividad.

El número de jugadores

De acuerdo a lo establecido por el autor R. Clavellinas, en su libro «Manual didáctico de las reglas de fútbol», a continuación desarrollaremos un poco el número de jugadores que se integran en cada equipo y la forma en la que estos desarrollan su cometido en la cancha.

Como bien sabemos, cada equipo está formado por un máximo de 11 jugadores, titulares, donde uno de sus participantes debe ser un portero.

Igualmente, el número mínimo de jugadores en el equipo para iniciar un partido, es de 7 jugadores, es importante mencionar que esto está fuertemente ligado a la opinión o criterios de las asociaciones miembros de la Federación correspondiente.

En cuanto a los sustitutos del equipo, se le debe entregar una lista al árbitro antes de que empiece el partido, con el nombre de los mismos y estos se encuentran sometidos a la autoridad del árbitro, sean llamados o no a participar en el juego.

Al momento de que estos ingresen al campo de juego, deben hacerlo por la línea media durante una interrupción del partido, si de casualidad, el jugador no lo realiza de esta forma, el mismo no podrá reanudar la actividad con un saque de banda o saque de esquina.

Las sustituciones de los porteros pueden realizarse, siempre y cuando el árbitro tenga conocimiento de esta acción, así como también, tenga lugar durante una interrupción del juego.

El fútbol como deporte funcional

De acuerdo a lo establecido por el autor A. Goma en su libro «Manual del entrenador de fútbol moderno», el fútbol es parte de aquellos equipos colectivos que al practicar y realizar competiciones son seguidos por una gran cantidad de espectadores y aficionados a la actividad, así como también, es uno de los deportes más practicados en el planeta tierra.

Al determinar que esta es una actividad física en conjunto, esto quiere decir que sus integrantes desempeñan actividades de oposición y defensa, igualmente, como de cooperación.

Por lo general, esta actividad es practicada en un terreno de 100 metros x 65 metros, sin ningún tipo de obstáculos y con todas y cada una de sus señalizaciones.

El balón, es una esfera que se encuentra en contacto con el suelo y a la vez, todas las acciones que son realizadas por los jugadores, están vinculadas a la actual o futura posesión de la pelota y el desarrollo del juego.

La finalidad del uso de la pelota y el juego, se centra en la acumulación de goles, a través de una serie de colaboraciones realizadas entre los integrantes del equipo, quienes buscan la forma de anotar en la portería contraria y en evitar que los jugadores del equipo adversario, realicen anotaciones en la portería propia.

En cuanto a los entrenamientos, es importante mencionar que estos se realizan en canchas mucho más pequeñas, para que los participantes puedan aprender a ejercer sus movimientos, acciones y técnicas con espacios limitados.

Comunicación entre entrenador y jugadores

La comunicación entre un entrenador y sus jugadores, debe ir más allá de cuando el jugador realiza de forma correcta o incorrecta sus acciones, de acuerdo a lo establecido por los autores A. Ares, F. Chicharro y F. Chicharro en su libro «Manual para el entrenamiento de porteros de fútbol base», el entrenador debe ser capaz de marcar objetivos comunes, las cuales se deben tener en consideración una vez que el participante desarrolla sus progresiones.

Al momento de corregir fallos cometidos en distintas competiciones, lo ideal es evaluar y analizar lo sucedido de manera conjunta, involucrando a los participantes, de tal forma que estos sean capaces de analizar lo sucedido y como enmendar estas acciones en el futuro, de esta forma este ejercicio se puede observar como una ayuda y no como una recriminación.

Igualmente, es importante tener en consideración que durante un partido de fútbol, no se puede recriminar ni al portero ni a ningún otro jugador, ya que ellos saben que han hecho y no hace falta que se les apunte con acusaciones de este tipo, especialmente en etapas juveniles, donde la autoestima se encuentra en puntos donde puede desestabilizarse.

Es por esto, que concluimos que en el momento de realizar correcciones sobre la marcha, lo ideal es enfocarse en los aspectos positivos que los jugadores han desarrollado a lo largo del partido.

Comunicación entre jugadores y entrenador

Este es un tema bastante delicado e importante, a esto se debe el hecho de que los jugadores y el entrenador debe gozar de una comunicación abierta y relajada, sin dejar a un lado la autoridad del entrenador, la finalidad de esta posición es que los participantes tengan una figura sobre la cual confiar su desarrollo en el fútbol.

Los autores A. Ares, F. Chicharro y F. Chicharro en su libro «Manual para el entrenamiento de porteros de fútbol base», establecen que la credibilidad es el punto más importante relacionado a este tema, ya que mientras que el entrenador sea considerado una persona creíble, este podrá comunicarse de forma sencilla, efectiva y sincera con sus jugadores.

La mencionada credibilidad, siempre esta presente entre los jugadores y su entrenador, sin embargo, depende en su totalidad que el segundo sea capaz de incrementar o disminuir este aspecto, es por esto que debe ser capaz de tomar las siguientes actitudes:

Mantener un trato, que sea considerado espontáneo con sus jugadores.

Mantener un estado de ánimo, reconocido por ser alegre y elevado.

Su estado emocional positivo, debe ser expresado tanto con palabras, como con acciones.

Los aspectos positivos, deben ser siempre un punto en el cual se deba incidir.

El entrenador debe ser coherente, entre todo lo que dice y lo que hace.

La permuta del balón

De acuerdo a lo establecido por los autores J. Bangsbo y B. Peitersen, en su libro «Fútbol. Jugar en ataque», la permita del balón es aquella que cumple el principio en el cual el jugador que conduce el balón, deja que otro jugador se dirija hacia él y tome posesión de la pelota.

Esta acción puede ser aplicada en cualquier parte del terreno de juego, con la finalidad de que el jugador que pasa a tomar posesión del balón, obtenga la ventaja en el juego, a su vez, esta acción puede sustituir una acción de ataque muy efectiva.

Igualmente, existe una variante de esta técnica, que es llamada la «permuta cruzada», esta se centra en que el jugador que toma el balón, cruza por detrás del compañero que conduce la pelota y sobre todo, al lado exterior del contrario de este último.

Los objetivos de la permuta del balón, son los siguientes:

  1. Aprovechar el espacio libre.
  2. Tomar la acción de «proteger» al contrario.
  3. Confundir a los contrarios.
  4. Dirigir el juego.
  5. Ayudar a un compañero que se encuentre bajo presión.

Como podemos observar, esta acción ocurre de manera recurrente en el campo de fútbol, debido a que incluso, esta puede ser interpretada como un pase entre jugadores, permitiéndoles así acercarse a oportunidades que signifiquen obtener mejores resultados en distintos escenarios, bien sea, a nivel de entrenamiento como a nivel competitivo.

¿Qué es el Fútbol 7?

El Fútbol 7 es una actividad que se desarrolla con la participación de 7 jugadores en el campo, como bien lo explica el autor R. Pacheco en su libro «La enseñanza y entrenamiento del fútbol 7. Un juego de iniciación al fútbol 11», esta es una medida utilizada para incluir a niños en el proceso de aprendizaje del fútbol.

Es por esto, que el experto asegura que se debe enseñar el mismo a través de formas adaptadas a las características físicas, psíquicas y de comportamiento de niños, a través de lo siguiente, tanto el terreno de juego, las porterías, el número de jugadores, el peso y el tamaño del balón debe ser reducidos, así como también, es una acción obvia que el número de jugadores disminuye también.

Estas modificaciones en la acción del juego facilitan la ejecución de las tareas, teniendo como resultado participantes satisfechos con sus resultados, lo cual los mantendrá fiel a la actividad deportiva que los mismos realicen.

El Fútbol 7 les permite a los jugadores adquirir un conjunto de experiencias, como lo es el caso de mantener la posesión del balón, correr por el campo y realizar goles, así como también se llenan de situaciones de juego que son variadas y similares a las que se pueden obtener en la cancha.

El conjunto de aspectos previamente descritos, donde se enseñan las principales reglas, las acciones técnico-tácticas, la ubicación de los jugadores en el campo y el tipo de competición, ayudan a los jugadores a desarrollar y mantener lo necesario para introducirse en el Fútbol 11.

 

Técnica de entrenamiento para jugadores de 14-15 años

Para el día de hoy estableceremos dos ejercicios de entrenamiento planteados por W. Koch J. Eissmann en su libro «Fútbol base. Programas de entrenamiento (14-15 años)», los cuales se pueden realizar con una plantilla completa, donde el trabajo en equipo y la presión de grupo forman un factor importante de su ejecución.

Ejercicio nº 1:

  • Materiales a utilizar: Balón, una red de voleibol o cuerda.
  • Descripción del ejercicio: Se dividirán a los jugadores en dos equipos que estarán divididos uno en cada lado de la cuerda o red de voleibol, el balón lo pasarán por encima de la misma y solo podrán utilizar los pies y la cabeza para efectuar los pases en el aire, mientras que al momento de la recepción, podrán utilizar la mano. Igualmente, el balón podrá pasar entre los jugadores de un mismo equipo. El equipo obtendrá puntos negativos cuando el balón caiga en el suelo.
  • Tiempo de duración del ejercicio: El autor recomienda que esta actividad tenga una duración de quince (15) minutos.

Ejercicio nº 2:

  • Materiales a utilizar: Balón.
  • Descripción del ejercicio: Se realizarán dos (2) equipos de cuatro (4) personas cada uno, con perseguidores o relevos, quienes jugarán «fútbol-tenis». Al momento del juego participarán tres (3) grupos, uno de ellos formará una red viva entre los dos (2) equipos que se pasarán la pelota entre ellos. Cuando uno de los jugadores realice una jugada que represente una falla, el equipo deberán canjear el jugador por uno de los que se encuentran en la red viva.
  • Tiempo de duración del ejercicio: En este caso, lo recomendado es que el juego tenga una duración de quince (15) minutos.

Los ejercicios mencionados con anterioridad son bastante similares, sin embargo desempeñan distintos factores a lo largo de su ejecución, con la práctica de los mismos se podrán afianzar puntos de enseñanza tales como: marcar gol después de un juego conjunto, el juego de banda y fuerza de salto en una posición aprendida.