Penalti a lo Panenca

Los penaltis son la oportunidad para que los porteros desempeñen su función de héroes o salvadores del partido, es en este tipo de situaciones que los mismos se mueven de forma avispada antes y hacia la mejor dirección para tapar el balón.

Los penaltis tienen múltiples formas de ser ejecutados, es por esto que el día de hoy nos centraremos en uno en específico que ha sido propuesto por el autor B. Pietersen en su libro «Técnica del fútbol. El ABC del entretenimiento juvenil», el penalti que propone se llama «Penalti a lo Panenca»

Este se lleva a cabo cuando el delantero realiza la jugada una vez que el portero se lanza al suelo y el este lleva a cabo un lanzamiento bombeado dirigido hacia el centro de la portería superando la altura del arquero, sin embargo, esto puede resultar fallido, ya que la posición del segundo puede influir de forma positiva o negativa en la jugada.

Esta jugada ha sido realizada con anterioridad en momentos históricos del fútbol, bien puede ser cuando Yorke, el delantero de Trinidad y Tobago realizó esta técnica con gran eficacia, provocando un gol en ese partido de copa con el Aston Villa.

Igualmente, existe un ejemplo negativo de esta técnica y es cuando el jugador Lineker, de Inglaterra, fue el jugador elegido para ejecutar los penaltis en un amistoso contra Brasil, en el año 1992, una vez se iba a efectuar la jugada, el arquero adivinó las intenciones del delantero y fue capaz de detener al mismo.

Lo triste de las fallas provocadas en este tipo de técnica es que es una jugada que se ve tonta y sin sentido una vez que el arquero tiene posesión del balón, es por esto que a pesar de mencionarla por su importancia, lo mejor es ejecutar la misma con muchísima seguridad en el resultado.