El juego condicionado

De acuerdo a lo establecido por el autor M. Cook en su libro «Dirección y entrenamiento de equipos de fútbol», el juego condicionado se lleva a cabo a través de la constante reiteración, reduciendo las opciones de los jugadores a lo largo de toda la práctica, con la finalidad de ejecutar solo un aspecto en concreto del juego.

Las condiciones de juego pueden ser alterados, esto quiere decir que el terreno de juego, la cantidad de jugadores y el tiempo en el que estos desarrollen la actividad, así como también otros aspectos, pueden ser modificados con la finalidad de alcanzar un objetivo en concreto.

Igualmente, el condicionamiento puede ocurrir por la forma en la que el entrenador realiza los elogios o por las represalias que se tomen al momento de no ejecutar de forma correcta una actividad.

Es por esto que es importante como entrenador mantener una postura reflexiva y exigente, sobre la cual los jugadores puedan depositar su confianza y abrirse a la posibilidad de recibir indicaciones para modificar y mejorar su técnica.

Como bien lo indica el autor, este método es bastante útil, siempre que queramos enfatizar factores claves del juego, a pesar de esto, esta no debe ser utilizada durante mucho tiempo y las condiciones deben ser modificadas cada cierto tiempo, de acuerdo a las necesidades que vaya presentando la plantilla.

Mejorar el método de enseñanza para el fútbol

Desde el inicio de las sesiones de entrenamiento de fútbol se ha discutido cuál es el mejor método de enseñanza en estos casos, es por esto que hoy desarrollaremos las características que deben estar presentes para que el método sea reconocido por su mejora constante, basándonos en lo propuesto por el autor R. Pacheco en su libro «La enseñanza y entrenamiento del fútbol 7. Un juego de iniciación al fútbol 11»

Los métodos de enseñanza deben estar compuestos por una serie de factores que permitan a los participantes a asimilar cada vez mejor los aprendizajes, es por esto que los mismos han sido desarrollados a lo largo del tiempo de acuerdo a la evolución del deporte y sus jugadores.

Actualmente, se considera el mejor método aquel en que la dimensión de la técnica reposa sobre su utilidad para servir la inteligencia y la capacidad de decidir la técnica sobre la cual trabajar de forma individual y colectiva, es por esto que una sesión de entrenamiento no debe restringirse solo a los gestos biomecánicos, sino mas bien a la adaptación inteligente a la situación que se puede presentar en un juego.

Para que nuestra plantilla sea reconocida por estar conformada por participantes inteligentes, es fundamental brindarles a los mismos conocimientos tácticos del juego, ya que es importante que estos puedan manejar de forma correcta el cuándo, dónde, cómo y porqué deben realizar la técnica explicada, esto trae como resultado que el aprendizaje del juego, la enseñanza de la técnica y de la táctica, se encuentren asociados en una misma presentación.