Principios tácticos del pase

El pase es una técnica a través de la cual el balón pasa de un Punto A a un Punto B, de acuerdo a lo establecido por el autor H. Eissmann en su libro «Fútbol Base. (12-13 años) Programas de entrenamiento», estos principios dependen de la edad que los jugadores presenten.

En jugadores con edades comprendidas hasta los 11 años, se deben tener en consideración los siguientes principios:

  • Los pases deben realizarse con la mayor precisión posible.
  • El pase raso debe ejecutarse hacia la dirección en la que se encuentran los demás integrantes del equipo.
  • El jugador que ha sido desmarcado determina la dirección del pase y este puede determinar la dirección de la carrera de un compañero.
  • Se puede engañar al adversario con un pase opuesto a la dirección de la carrera.
  • Antes de recibir el balón, el jugador debe informarse de las posibilidades que tiene para ejercer un pase.
  • Durante la construcción del ataque, el pase debe realizarse al siguiente hombre libre.
  • Se debe evitar el pase proveniente de un jugador marcado.

En jugadores con edades comprendidas entre los 12 y 13 años, se deben tener en consideración los siguientes principios:

  • Los pases cruzados se deben realizar de forma precisa y lejos de los adversarios.
  • Los pases cruzados no deben realizarse dentro ni delante de la propia zona de castigo.
  • El pase debe realizarse antes de ser estorbado y antes de que el jugador con la posesión de la pelota, termine siendo marcado.
  • El pase debe ser realizado preferiblemente a los jugadores desmarcados, que se encuentren cerca de la portería.
  • Se debe jugar sobre distancias cortas, con la finalidad de dejar rodar el balón.
  • El pase debe tener el objetivo de funcionar como coartada.

Descontrol de acciones en niños

El día de hoy desarrollaremos una serie de acciones relacionadas a las distintas técnicas empleadas por niños en el fútbol, que en este caso no son llevadas a cabo de forma de correcta, lo expuesto en el presente artículo está relacionado a lo planteado por el autor T. Guimarães en su libro «Fundamentación y técnica en el fútbol».

La desproporción de la fuerza, esto se debe a que se produce un agotamiento en el jugador debido al uso exagerado o no racionado de la fuerza durante la ejecución de sus funciones, lo cual trae como resultado que las técnicas empleadas no sean realizadas de forma armónica.

Los fallos coordinativos, tienen lugar debido a que la coordinación entre los músculos no es realizada de forma correcta, donde los movimientos de tensión y relajación no son bien alternados, provocando así que el movimiento carezca de ritmo y eficacia.

La velocidad de la ejecución, se realiza de forma incorrecta, debido a que no hay una constante en la velocidad empleada por el jugador, por lo tanto acelera en ciertos puntos y se vuelve lento en otros.

La estabilidad insuficiente, los gestos técnicos no son realizados de manera estable, por lo tanto, no se ejecutan con las mismas características, por lo tanto, estas pueden observarse alteradas de acuerdo a las situaciones de juego o por la presencia de elementos que perturben al jugador, como por ejemplo, la fatiga, el ruido, la presión ambiental, los adversarios, entre otros factores.

Una vez identificados estos aspectos que influencian de forma negativa el juego del participante, lo más recomendable es recurrir a la ejecución de métodos correctivos que ayuden al jugador a potenciar y desarrollar sus capacidades en el campo de juego.

Manejo del balón en niños

El manejo de balón es aquella acción que tiene lugar cuando un jugador procede a recibir la pelota y realiza una serie de movimientos con la misma y maneja la esfera de acuerdo a su disposición, a continuación entraremos en el detalle de esta técnica y como la misma puede ser manejada por niños, teniendo en consideración lo propuesto por el autor F. Guerrero en su libro «La iniciación técnica del fútbol sala a través del juego»

El autor establece que a los niños hay que impartirle seguridad y generar en ellos la disposición adecuada para llevar a cabo las acciones correspondientes a esta técnica.

A continuación, les haremos mención de los puntos más importantes, propuestos por el experto, para tener en cuenta en el manejo del balón realizado por niños:

Dominar el balón, es saber dominar el juego.

Manejar el balón, es una prioridad en el fútbol.

En todo momento, el balón debe estar en contacto con el niño, bien sea haciendo uso de sus pies, muslos y cabeza.

Se deben trabajar por igual, ambas piernas y todas las superficies de contacto presentes en el cuerpo del jugador.

La planta del pie, debe ser utilizada frecuentemente por el jugador para que así, este no pierda el control de la pelota.

El calentamiento, es un momento adecuado para que el participante practique el manejo del balón, de esta forma podrá tener mayor libertad para ejecutar esta acción.

El autor establece que teniendo en consideración y aplicando los aspectos mencionados con anterioridad, lo más probable es que el resultado se presente en un jugador que posea las siguientes características:

  1. Eficacia, ya que el mismo tendrá seguridad en alcanzar lo que busca.
  2. Economía de la energía, ya que con la práctica podrá ejecutar acciones haciendo uso de la menor cantidad de energía posible y manteniendo a la vez, la calidad de sus acciones.
  3. Utilidad, esto se debe a que el jugador poseerá una mayor coordinación en sus movimientos, por lo tanto, será capaz de cambiar los mismos dependiendo de la situación en la que se encuentre.

Periodización en niños en edades escolares

La mejora razonable en el rendimiento de grupos en edades infantiles se obtiene a través del respeto a las particularidades del desarrollo físico y psicológico que corresponden a estos grupos, de acuerdo con lo propuesto por el autor J. Weineck en su libro «Entrenamiento total» la periodización doble no es adecuada para estas etapas de entrenamiento, debido a que las exigencias serían mucho mayores a las capacidades que caracterizan a este grupo.

Es por eso que el autor recomienda hacer uso de adaptar la periodización a los participantes que entren en la categoría antes descrita:

Las vacaciones y días feriados, son tomados en cuenta al momento de planificar las sesiones de entrenamiento.

Se distribuyen competencias, a lo largo del período escolar en el cual los integrantes participan, esto tiene la finalidad de que los mismos sean capaces de apreciar la actividad con un fin mucho mayor que el hecho de asistir a los entrenamientos, de esta forma las sesiones pueden ser muchísimo más amenas y por ende, mucho más eficaces.

Las competencias son las oportunidades para controlar continuamente la eficacia de los métodos impartidos a la plantilla, esto quiere decir que el proceso de entrenamiento se puede organizar de manera más óptima.

Los entrenamientos cortos garantiza que quienes participen en ellos disfruten de un período de recuperación y regeneración mucho más rápido que el resto, lo cual es bastante importante cuando quienes asisten a las sesiones de entrenamiento se encuentran en etapa de crecimiento.

Esperamos que estas indicaciones te sean lo suficientemente útiles y sean capaces de guiarte en tu camino como entrenador de fútbol en niños, en el caso de tener alguna duda o comentario, puedes hacérnoslo saber y con gusto procederemos a responder tus dudas.

Funciones del entrenador

Para el día de hoy desarrollaremos la estructuración y los aspectos meteorológicos que deben tenerse presentes al momento de organizar sesiones de entrenamiento dirigidas a niños con edades comprendidas entre 10 y 13 años, para poder desarrollar esto tomaremos en cuenta lo propuesto por el autor H. Eissmann en su libro «Fútbol base. (12-13 años). Programas de entrenamiento»

El experto asegura que el entrenamiento debe llevarse a cabo al menos dos veces por semana, así como también, en los mismos se deben planificar objetivos a alcanzar para que de esta forma se puedan desarrollar tareas y/o actividades que tengan la finalidad de que las metas planteadas sean logradas.

Una vez que el entrenador posee un plan de entrenamiento bien estructurado, esto le permitirá al mismo tener el control sobre las sesiones y a su vez, modificar las mias para que estas sean mucho más divertidas, alegres, interesantes y variadas, ya que a nadie le gusta asistir a una sesión de entrenamiento donde se realiza siempre el mismo ejercicio, sin embargo, el autor asegura que es un hecho que cada vez que se lleva a cabo un entrenamiento variado, los resultados que se presenten en los participantes serán distintos también, por lo tanto, hay que estar preparado para este tipo de situaciones.

Existen circunstancias determinadas que pueden modificar el entrenamiento, bien sea el clima, la temperatura, el estado de la cancha y el número de jugadores, allí es cuando la función del entrenador se ve fuertemente influenciada y es capaz de realizar la elección de aquellas actividades que se acoplen directamente con la circunstancia y el número de jugadores presentes.

Principios de ejecución del pase – Niños 12 y 13 años

Como bien lo comentamos en el artículo anterior, los pases tienen la función de que el balón alcance un punto favorable para el equipo, a través de la acción de trasladar la pelota entre un jugador y otro, para el día de hoy desarrollaremos los principios que se deben tener presente de esta técnica en niños con edades comprendidas entre 12 y 13 años, teniendo siempre en consideración lo que el autor H. Eissmann plantea en su libro «Fútbol base. (12-13 años). Programas de entrenamiento»

Los pases cruzados, deben ser precisos y a su vez, deben realizarse lejos del adversario, igualmente estos no deben llevarse a cabo dentro ni delante del área propia de castigo.

Realiza el pase, antes de que tu compañero se encuentre marcado y antes de ser estorbado.

Al realizar un pase, el jugador debe tratar siempre de ubicar a los compañeros que se encuentren desmarcados, así como también debe intentar realizar esta acción cerca de la portería contraria.

Los pases precisos, también son reconocidos por realizarse con potencia y seguridad, es por esto que los mismos deben tener lugar cerca de la portería.

Las distancias cortas, son aquellas dentro de las cuales es preferible hacer el juego de pases, es importante dejar rodar el balón.

No hacer pases, si la idea del jugador es librarse de la responsabilidad.

A pesar de que la técnica es la misma, es bastante notorio como sus principios cambian dependiendo de la edad a la cual esté impartida la sesión de entrenamiento y enseñanza, esperamos esta información sea de bastante utilidad para la planificación de sus entrenamientos, así como también esperamos puedan ver los resultados esperados teniendo en cuenta lo impartido durante el día de hoy.

Coordinación fina y adaptación al juego en niños

A lo largo del desarrollo de la coordinación fina en niños en edades comprendidas entre 10 y 12 años, el niño debe alcanzar ciertos elementos a nivel mental y matriz para llevar a cabo el grado necesario en cuanto a la coordinación fina, para así poder adaptarse al juego.

En el caso de lo que establece el autor E. Benedek en «Fútbol Infantil», a esta edad, los niños se encuentran inmersos ante el dominio de la coordinación global, es decir, la coordinación de sus movimientos son bastantes macros, por lo tanto, lo que los entrenadores deben procurar tomar atención en esta etapa son los gestos técnicos, los movimientos incorrectos y desarrollar la coordinación fina.

El autor recomienda que para lograr los objetivos mencionados con anterioridad, los entrenadores deben enfocarse en ejercitar a los jugadores de forma individual y colectiva, a través del uso de relevos y la forma en la que se realizan las jugadas, para solo luego, comenzar con los ejercicios a realizar ante un adversario.

Para adentrarse en la coordinación fina, es importante llevar a cabo un número de repeticiones constante, que tengan como finalidad obtener el resultado deseado, sin embargo, el experto establece que esto puede llevar consigo la presencia de entrenamientos monótonos, por lo tanto, es importante que como entrenadores se haga uso de distintos tipos de entrenamiento, como por ejemplo los siguientes:

  • Ejercicio nº 1: Realizar ejercicios estáticos.
  • Ejercicio nº 2: Realizar ejercicios efectuados de forma progresiva desde una velocidad lenta a una mucho más rápida.
  • Ejercicio nº 3: Recibir el balón desde distintas direcciones y pasarlo de forma inmediata hacia delante, hacia atrás y de forma lateral.
  • Ejercicio nº 4: Enseñar distintos tipos de contacto con el balón, haciendo uso de ambas piernas.
  • Ejercicio nº 5: Combinar una variedad de ejercicios técnicos aplicado a ejercicios complejos.

 

Métodos de corrección en niños

Cada entrenador tiene una forma de corregir a sus jugadores, de acuerdo a lo que sus propios métodos y principios establezcan, sin embargo, hoy haremos mención de lo que E. Benerek recomienda en «Fútbol Infantil».

El autor asegura que existe una metodología general, que debe desempeñarse para mantener la credibilidad y afianzar la confianza entre jugador y entrenador, los aspectos de esta metodología son los siguientes:

Demostrar lo correcto e incorrecto, a través de pruebas visibles, como por ejemplo videos y fotos de los entrenamientos, como también se puede hacer uso de material como películas y dibujos de lo que se quiere lograr en los entrenamientos.

Mostrar la técnica que se desea enseñar, junto con la acción completa y correcta de la técnica. El entrenador debe procurar que la teoría vaya acompañado de la práctica.

Realzar la importancia de determinados movimientos, como por ejemplo, la posición de pierna de apoyo, del tronco o pies en una recepción. Los movimientos que son fundamentales para la técnica deben ser siempre expresados para que el jugador se involucre en hacerlo bien y que entienda el por qué de las cosas.

Plantear limitaciones al momento de la práctica, como por ejemplo, hacer uso de espacios limitados, determinar un número específico de toques al balón, entre otras cosas.

Esperamos que estos aspectos te ayuden a corregir meteorológicamente las acciones de tus jugadores, si te ha funcionado coméntanos en qué situación y la forma en la que lo abordaste.

 

Enseñanza del fútbol en edades comprendidas entre 10 y 12 años

La enseñanza del fútbol debe abarcar y afianzar distintas áreas dependiendo de la edad que se quiera abarcar, es por esto que hoy tenemos una serie de factores que se deben tener en consideración propuestos por el autor E. Benedek en su libro «Fútbol infantil», quien establece que para las edades entre 10 y 12 años se debe lograr la formación de coordinación gruesa y fina de los movimientos de nuevos elementos como por ejemplo los siguientes:

Golpear y recibir el balón con el empeine total y con el empeine exterior.

Recibir el balón a bote con el interior y exterior del pie, así como también con los muslos y el pecho.

El juego de cabeza estático debe ser enseñado, sin dejar a un lado el salto hacia un lado y en lateral.

Conducir el balón con la parte interior y exterior del pie, haciendo cambios en la dirección y ritmo de juego.

Llevar a cabo las fintas, igual que regatear a un contrario pasivo, recibir el balón.

El portero debe desarrollar todas sus funciones, como por ejemplo, posición básica, salidas y recepción de balones aéreos.

Realizar saques de banda, de pie.

Todos los aspectos mencionados anteriormente deben ser tomados en cuenta al momento de esperar resultados provenientes de grupos de niños en las edades previamente establecidas.

 

Entrenamiento de la técnica en niños entre 9 y 10 años

En las edades comprendidas entre 9 y 10 años, es importante afianzar las destrezas técnicas más sencillas, es por esto que E. Benedek en su libro «Fútbol infantil» establece los siguientes ejercicios:

Ejercicios para manejar el balón con las manos:

  • Cantidad de jugadores: Puede realizarse de forma individual.
  • Descripción de las actividades: El niño toma el balón con las manos, mientras el mismo se encuentra estático y en movimiento. También puede lanzar el balón hacia una pared o un compañero.

Ejercicios para manejar el balón con los pies:

  • Cantidad de jugadores: Puede realizarse de forma individual.
  • Descripción de las actividades: El niño debe realizar pases con la parte interior del pie. También puede parar el balón con la suela o con la parte interior del pie. Conducir el balón hacia delante para luego parar el balón con la suela.

Ejercicios aumentando el grado de dificultad:

  • Cantidad de jugadores: Puede realizarse de forma individual.
  • Descripción de las actividades: El niño puede realizar malabarismos haciendo uso del pie y la cabeza. Recibir el balón parado y en movimiento. Conducir el balón haciendo uso de cambios de dirección. Cabecear balones hacia la portería. Regatear a un contrario mediante fintas. Recibir balones aéreos.

Esta serie de ejercicios pueden desarrollarse de forma progresiva, con la finalidad de que los niños puedan realizar los que poseen mayor dificultad.