La posición básica del portero

Como todos sabemos el guardameta debe mantener una posición adecuada, preparada para poder recibir e interceptar cualquier tiro al arco, es por esto que a continuación haremos mención de la técnica y ciertos consejos que lleva a cabo F. García en su libro «El portero de fútbol»

El autor establece que toda acción que el guardameta vaya a realizar viene precedida de una posición inicial, que gracias a ella se llevan a cabo la ejecución de distintos gestos técnicos.

Las consideraciones que se deben tener en cuenta en la técnica fundamental a realizar son las siguientes:

Parte superior del cuerpo, está conformada por la cabeza, la cual se debe mantener erguida, con la vista siguiendo lo que se lleva a cabo durante el juego. El tronco, se debe encontrar ligeramente inclinada hacia adelante. Los brazos, deben encontrarse ligeramente flexionados hacia adelante y las manos deben estar a la altura de las rodillas.

Parte inferior del cuerpo, está compuesta por las piernas, que deben mantener una posición semiflexionadas y separadas, formando una base cómoda y estable para el jugador. Por último, los pies pueden posicionarse de dos maneras, la primera es haciendo uso de la superficie plantar en contacto con el suelo y la segunda, la superficie anterior del pie estaría en contacto con el suelo, mientras que la zona calcánea se encontraría elevada.