Principios tácticos de ataque

Llevar a cabo métodos de ataque conlleva la buena realización de distintos principios tácticos como los planteados a continuación, los mismos han sido previamente propuestos por los autores J. Bangsbo y B. Peitersen, en su libro «Fútbol. Jugar en ataque»

El principio de la táctica de ataque, debe ser descrito de manera sencilla.

En la aplicación, se deben describir las circunstancias típicas en las cuales se aplica el principio, previamente descrito, durante el transcurso del juego.

Se debe mencionar, el objetivo concreto del entrenamiento. En algunos casos, se puede ir más allá de lo planteado por el sistema.

La descripción general y las ayudas de aplicación, son subapartados que describen detalladamente los elementos más importantes del principio de la táctica. Adicional a esto, se debe tener en cuenta comportamientos especiales que el entrenador debe tener en consideración durante su ejecución.

Los ejercicios, son aquellos que han de desarrollarse para practicar el principio planteado. Existen dos tipos de ejercicio, los de ilustración y los de juego.

  • Los ejercicios de ilustración: En estos se muestran la trayectoria del movimiento desde el inicio. En estos juegos, los participantes tienen más libertad de movimiento, pero limitada. La finalidad de los mismos se centra en explicar el principio a los jugadores y hacerles entender como este puede ser aplicado en un juego.
  • Los ejercicios de juego: Son aquellos que se aplican antes de un lanzamiento a portería o del logro de un gol, debe entrenarse este principio durante el juego. En este tipo de ejercicios, los jugadores deben poner en práctica con los principios, con la mayor naturalidad posible.

Principios de ataque en tiros libres

El día de hoy desarrollaremos una serie de principios de ataque, estos han sido previamente propuestos por los autores J. Simon y J. Reeves en su libro «Fichas de fútbol. Jugadas a balón parado», los mismos establecen que durante los tiros libres el equipo atacante cuenta con una serie de ventajas, estas las presentamos a continuación:

La posesión de un balón parado, la posee el equipo atacante.

El contrario no puede situarse al menos a 9,15 metros de distancia del balón hasta que se efectúe la falta.

Los atacantes pueden actuar rápidamente para efectuar un gol, mientras que el equipo defensivo está ubicándose en sus respectivas posiciones.

Un alto porcentaje de goles, tienen lugar luego de los tiros libres.

Luego de que el arbitro ha indicado la realización de un tiro libre, es importante que las acciones se realicen de forma rápida para explotar aquellas deficiencias defensivas.

Los autores en su obra mencionan casos explícitos que se presentan en un tiro libre directo y las indicaciones respectivas para cada uno de ellos:

  • Con defensa no preparada: Si en este caso se puede efectuar el tiro libre desde el último tercio del terreno, la posibilidad de marcar gol haciendo un tiro al arco es bastante elevada, por lo tanto, siempre se recomienda llevar a cabo esta acción.
  • Con la defensa preparada: En esta oportunidad el delantero debe efectuar una señal que le indique al resto de los jugadores cual de las jugadas ensayadas se va a realizar, es muy importante determinar más de un jugador para efectuar la señal, esto en el caso de que uno no se encuentre en la cancha.

Por último, es fundamental mencionar que incluso si en la jugada del tiro libre se designan uno o más jugadores a hacer los toques al balón, todos los demás integrantes del equipo deben estar preparados para efectuar su función.

Principios del juego de ataque

El juego de ataque se reconoce por una serie de principios que determinan y categorizan la forma de juego utilizada por el equipo, es por esto que hoy desarrollaremos los principios que conforman esta modalidad de juego, teniendo en consideración lo planteado por el autor H. Eissmann en su libro «Fútbol base. (12-13 años). Programas de entrenamiento», a continuación, haremos mención de los aspectos que representan este tipo de juego:

Juego de ataque:

El gol, solo puede ser marcado por el equipo que tenga posesión de la pelota.

Reflexionar la jugada, ahorra tiempo y energía invertida en las carreras que deban ser realizadas en la cancha.

Tener el balón cerca, significa lo que mismo que el jugador deba considerar el número de adversarios que tiene cerca y a su vez, debe ser capaz de distribuirlos de forma hábil.

Seguridad ante velocidad, esto esta fuertemente ligado con la función de precisar los pases.

Cambio rápido de modelo defensivo a ataque, se reconoce como una ventaja para el desarrollo del ataque.

Todos los jugadores del equipo, sin importar la posición que ejecuten en el campo, participan en el juego de forma ofensiva.

Pases antes del dribling, esta secuencia ocurre al momento de construir el ataque hacia el adversario.

Desmarque hacia atrás y en bandas, ocurren como una forma de aprovechar todas las oportunidades de juego posible.

El juego sobre la banda, se reconoce por dificultar el juego del contrario, así como también facilita la acción de ataque en el equipo.

La seguridad en las jugadas, se puede observar de forma mucho más vívida cuando los jugadores se encuentran cerca de la portería contraria.

Conclusión de cada ataque, puede llegar a ser un tiro al arco, todas las veces que sea necesario.

¿Te ha parecido familiar este tipo de juego? ¿Lo has utilizado antes?