Principios tácticos para ejercitar el desmarque

El desmarque es una técnica que corresponde a la acción de un jugador que es capaz de desplazarse de una posición ocupada para recibir un pase y al mismo tiempo, este es capaz de librarse de la marca de un jugador adversario, como bien sabemos esto es bastante importante ya que en el transcurso de un juego esta es una situación que ocurre muchísimas veces, es por esto que hoy desarrollaremos los principios tácticos de esta técnica, basándonos en lo que H. Eissmann establece en su libro «Fútbol base. (12-13 años). Programas de entrenamiento».

El jugador debe correr hasta donde se encuentra quien tiene el balón.

El jugador debe correr, hacia el encuentre del pase, especialmente si existe una presión puesta por un adversario.

Se le debe ofrecer al jugador que tiene la posesión del balón, al menos dos posibilidades, la primera es la oportunidad de realizar un pase largo y la segunda, es realizar un pase corto.

Si el poseedor de la pelota, tiene la oportunidad de realizar al menos dos pases, el jugador debe correr hacia el espacio libre.

La posición se debe mantener, esto quiere decir que no todos los jugadores deben correr hacia el balón.

El contacto visual, debe estar siempre presente con el jugador que tiene el control de la esfera.

Se deben realizar desmarques, no importa que el jugador que los realice no tenga la pelota.

Realizar desmarque en posición externas, representa la posibilidad de conseguir más espacio y a su vez, oportunidades de cesión de juego.

Si un compañero está siendo acosado por un adversario, otro de los jugadores debe colocarse en la parte posterior de este, con la finalidad de poder tener posesión del balón en el caso de que sea realizado un pase hacia atrás o cruzado.

Esperamos no se te hayan pasado ninguno de estos principios de ejecución de pases, las cuales son muy importantes para hacer variaciones en el ritmo de juego, así como también en el modelo que se lleve a cabo de parte del equipo.