Fases del proceso de enseñanza del fútbol

La enseñanza del fútbol hacia niños es una actividad que debe realizarse con muchísima responsabilidad, ya que esto puede regir la forma en la que el niño puede desempeñarse individual y colectivamente, lo cual puede beneficiar o perjudicar al equipo, dependiendo del caso.

Muchas veces este tipo de educación no se lleva de forma adecuada, es por esto que desarrollaremos a lo largo del día de hoy las fases del proceso de enseñanza que establecen A. Ardá, C. Casal y C. A. Casal en su libro «Metodología de la enseñanza del fútbol»

Fase nº 1: Construir relaciones con el balón y el juego colectivo.

En el transcurso de esta fase, el niño debe aprender para qué funciona el balón, la fase ofensiva y defensiva para manipularlo y los sistemas básicos para el juego entre equipos. El autor recomienda que la enseñanza de los sistemas básicos se realice con equipos de 5 jugadores, los cuales deben desarrollar actividades con la pelota para así familiarizarse con la misma.

Fase nº 2: Construir estrategias de juego ante un adversario.

Se recomienda la enseñanza de esta fase con grupos de siete (7) jugadores, para que así puedan desempeñarse en situaciones de oposición 1×1, tanto en misiones defensivas como ofensivas. Igualmente, el experto recomienda que se establezcan los factores defensivos y ofensivos que definan a ambos equipos.

Fase nº 3: Construir estrategias de juego con la compañía de otros jugadores y del adversario.

A lo largo de esta fase, se deben explotar las situaciones de 2×1, 2×2, 3×3, para así desarrollar la parte colectiva del equipo, es decir, que todos los jugadores desarrollen sus acciones con la finalidad de llevar a cabo un fin común, el cual es anotar un gol.

Fase nº 4: Construir el juego entre dos equipos, mientras que uno se encuentra en el centro del campo.

En esta fase, se procede a realizar la enseñanza con equipos de once (11) jugadores cada uno, la enseñanza de la estrategia colectiva se desarrolla a un nivel mucho mayor y por ende mucho más eficaz.

Fase nº 5: Construir el juego entre once.

Esta última fase se reconoce por el hecho de educar a los jugadores a través de nuevas técnicas que afinen su estrategia colectiva, modificando sus objetivos al momento del juego y a su vez mejorando de forma individual sus acciones en la cancha.

Consejos para un saque de banda largo

El saque de banda largo a diferencia del saque de banda corto, se lleva a cabo como una medida de ataque para ejercer presión sobre la defensa del equipo contrario y así desarrollar más posibilidades de gol.

D. Smith en su libro «Magia del fútbol. Habilidades técnicas» establece que el uso excesivo del pase de banda largo se vuelve predecible, por lo tanto, el equipo contrario idea la forma de sobrellevar esta acción.

Igualmente, el autor recomienda que la mejor forma de realizar este lanzamiento es desde la mitad del área contraria hasta el banderín del córner, todo con la intención de que el jugador delantero pueda llevar a ejecución el gol.

El experto indica los siguientes pasos para realizar un saque de banda efectivo:

Arquear la espalda, haciendo uso de la parte superior del cuerpo junto a los brazos, lo cual le añade más fuerza al lanzamiento

Enviar el balón donde sea más necesitado, para esto el jugador debe ubicar a quienes tienen más oportunidad de hacer tiro al arco.

Haz uso de los brazos y manos, al realizar los movimiento adecuados con los mismos para impulsar el balón, te ayudarán a dirigirlo de forma mucho más precisa y con la potencia que necesitas, sin necesidad de lastimarte para lograrlo.

El autor menciona que el hecho de tener medida la distancia hacia donde puedes lanzar el balón es una habilidad que se logra por medio de la práctica, lo cual a su vez te ayudará a mejorar la técnica de lanzamiento.

Lleva a cabo penaltis exitosos

Realizar penaltis durante un partido representa una carga bastante pesada debido a la presión y lo crucial del momento, es por esto que para el día de hoy haremos mención de lo propuesto por el autor D. Smith en su libro «Magia del fútbol. Habilidades técnicas» enfocado a los elementos fundamentales para llevar a cabo un penalti exitoso haciendo uso del empeine interior:

La concentración es fundamental para llevar a cabo un penalti, de esta forma podrás determinar la escuadra a la cual dirigirás el golpe. Y entre más concentrado te encuentres, más limpio y decisivo puede llegar a ser su ejecución.

Lleva a cabo tu decisión. Una vez tengas decidido el lugar adonde quieres dirigir el penalti, procede a realizarlo de esta manera, no cambies de decisión al momento de efectuar el chute, ya que podría traer consigo consecuencias para nada agradables.

Mantén la vista sobre el balón. Esto evitará que mandes el balón más arriba de la portería.

Evita hacer contacto visual con el portero, de esta forma no podrá realizar acciones para distraerte.

Igualmente, el autor recomienda engañar al portero con la posición que mantengas al momento de llevar a cabo el penalti, así como también con la forma de mirar hacia el arco, es por esto que recomienda «concentrarse» en la escuadra contaria o mover el cuerpo hacia el lado contrario al que se hará el chute, de esta forma podrás garantizar que el arquero se no se dirija hacia la dirección que tienes planteada para el balón.

Ejercicios para porteros

Como bien sabemos, los arqueros muchas veces desempeñan entrenamientos diferentes a los que otros jugadores del equipo realizan, es por esto que a lo largo del día de hoy desarrollaremos una serie de ejercicios recomendados por S. Vásquez en su obra «Técnica-entrenamiento del portero de fútbol»

Ejercicio nº 1:

  • Cantidad de jugadores: Se puede realizar a nivel individual.
  • Descripción de la actividad: El jugador debe dejar caer el balón, botarlo y recibirlo. A su vez, puede jugar con la modificación del desplazamiento, de realizar botes laterales y cruzados, así como también mejorar la recepción de la pelota dependiendo de los efectos que traiga consigo.

Ejercicio nº 2:

  • Cantidad de jugadores: Se puede realizar a nivel individual.
  • Descripción de la actividad: El jugador debe botar el balón, golpearlo utilizando la técnica de volea y recibirlo acremente o al bote. Las variaciones a utilizar pueden ser el número de contactos, limitar el espacio para realizar las acciones y modificar el tipo de desplazamiento antes de realizar la recepción.

Ejercicio nº 3:

  • Cantidad de jugadores: Este ejercicio se puede realizar con un solo jugador.
  • Descripción de la actividad: Para este ejercicio, el jugador debe botar la pelota sobre diferentes superficies, con la finalidad de determinar la precisión y potencia al momento de realizar esta actividad. Igualmente, el portero debe recibirlo y recorrer un espacio determinado. Para este ejercicio se debe contabilizar el número de contactos.

Técnica de La Pinza

La técnica de la Pinza es una forma de mantener el balón en el aire, es por esto que el jugador que la realice se reconoce por ser bastante rápido, con toques precisos.

A lo largo de la trayectoria del balón sobre el suelo, la pelota se mantiene entre los dos pies y en el caso de desviarse hacia el piso, la técnica establece que el pie se debe colocar debajo de la esfera para mantener el contacto con la misma.

El autor D. Smith en su libro «Magia del fútbol. Habilidades técnicas.» hace mención de que esta técnica es usada generalmente por los jugadores defensivos para ubicar la pelota con las manos al momento de realizar un saque de banda.

Igualmente, el autor establece los siguientes pasos para manejar la técnica explicada a lo largo del día de hoy:

Ubica el balón entre los pies, manteniendo las piernas flexionadas.

Golpea el balón con un pie, apoyándolo sobre el otro.

Eleva el balón en el aire, levantando el pie.

Coloca el pie debajo del balón y ajusta la posición del cuerpo para comenzar con una serie de toques.

Lo interesante de esta técnica es que se puede desempeñar a nivel individual y ser utilizado a nivel colectivo en el transcurso de un partido.

La práctica constante de los pasos mencionados por el experto puede desempeñar una mejora de la técnica y a su vez un uso mucho más usual de parte de los jugadores.

Consejos para patear el balón

Como bien sabemos, patear el balón es una acción que lleva mucha práctica hasta llegar a realizarla con perfección, es por esto que hoy desarrollaremos unos cuantos consejos establecidos por D. Smith en su libro «Magia del fútbol. Habilidades técnicas.», los cuales te ayudarán a llegar a la meta durante los entrenamientos.

Evita patear el balón con la punta del zapato, debido a que precisar la pelota y su dirección siempre será mucho más difícil, es por esto que mientras puedas evitarlo, muchísimo mejor.

Mejora la precisión y potencia del disparo a través del uso del empeine interior o exterior del pie.

Situa el pie de apoyo cerca del balón al momento del disparo, esto contribuirá a que realices un mejor pase o disparo.

Practica a patear el balón contra una pared, haciendo uso de los dos pies para así poder desarrollar la pierna que no es dominante.

De igual forma, el autor hace mención de los siguientes hechos a tomar en cuenta al momento de llevar a cabo los consejos mencionados anteriormente:

Pases precios en distancias cortas, son posibles haciendo uso de la parte interior del pie.

Los pases o despejes, son posibles gracias al uso del empeine del pie.

Practica realizar los pases con el empeine exterior, ya que esto es una de las acciones más difíciles de realizar.

Visualizar mejoras del estado mental del equipo-grupo

Como bien sabemos el rendimiento de los jugadores se debe al buen estado físico que estos construyen en los entrenamientos, sin embargo, muchos entrenadores olvidan la importancia del estado psicológico de los mismos, tanto en los entrenamientos como en los partidos.

Es por esto que hoy haremos mención de lo recomendado por L. Cantarero en su libro «Psicología aplicada al fútbol. Jugar con la cabeza», quien identifica a los «entrenadores tradicionales» como aquellos que se centran en la comunicación uni-direccional (del entrenador a los jugadores) y no bi-direccional (comunicación entre el entrenador y los jugadores).

Este hecho puede incrementar la estrategia y la técnica utilizada por el equipo, así como también pueden elevar el nivel de estrés y disminuir la motivación y la confianza dentro de la plantilla.

Debido a esto, el autor propone los siguientes consejos para mejorar el estado mental del grupo:

  • Facilitar un espacio, donde los jugadores puedan conversar abiertamente de lo que los motiva, sus expectativas, estados de ánimo, entre otros temas relacionados a los aspectos individuales internos de cada jugador.
  • Analizar los resultados obtenidos en los espacios de conversación, bien sea lo que los alimenta positivamente, como los aspectos que hacen que se presenten síntomas de malestar a nivel individual y colectivo.
  • Aprovechar la información obtenida, para crear estrategias dirigidas a potenciar y mejorar las relaciones interpersonales entre los jugadores y su sentimiento de pertenencia hacia el equipo.

La importancia de cuidar y mejorar el estado de ánimo de los jugadores se observa cuando estos se sienten parte del equipo, como si fuese su segunda casa, por lo tanto evitarán faltar a sus responsabilidades y mucho menos a las personas que forman parte del Club, haciendo que el mérito de uno, se convierta en la victoria de todos.

Prevención de lesiones

Las lesiones son el enemigo número uno de los jugadores en cualquier momento del año, desde los entrenamientos hasta los campeonatos, en este artículo haremos mención de las recomendaciones realizadas por los autores W. Garret, D. Kirkendall y S. Contiguglia en «Medicina del fútbol»

Los autores afirman la importancia del desarrollo de los siguientes puntos para evitar lesiones dentro de la plantilla, como los siguientes:

  1. Propiciar la educación de los entrenadores, jugadores, preparadores y médicos, a través de la actualización de técnicas y métodos destinados para el entrenamiento.
  2. Hacer uso de distintas zapatillas, esto debe realizarse con la función de determinar cual de los modelos le hace bien al jugador durante el entrenamiento y los partidos. Por lo general, se recomienda utilizar un modelo diferente para cada ocasión.
  3. Entrenar de forma progresiva, a través de ejercicios que puedan variar su intensidad, bien sea de forma progresiva o para adaptaras a situaciones especiales, como por ejemplo, el caso de una rehabilitación.
  4. Variación de los elementos utilizados para entrenar, puede ser la inclusión de bicicletas, la natación o máquinas de gimnasio.
  5. ¿Qué es más importante? Los responsables de los entrenamientos deben preguntarse si es mejor la calidad o la cantidad de esfuerzo que los jugadores invierten en las sesiones, a partir de esta pregunta pueden evitarse una gran cantidad de lesiones, debido a que la idea no es acabar con la energía del jugador, sino mas bien prepararlo para escenarios reales en la cancha.

La disminución de lesiones es una realidad siempre y cuando se tengan en consideración los puntos anteriores recomendados por los expertos.

Claves para ser un buen defensa

Cuando pensamos en un buen defensa, nos viene a la cabeza jugadores del nivel de Baresi, Sergio Ramos, Roberto Carlos, entre otros.

Es por esto que a continuación podrás encontrar 3 puntos claves para desempeñarte en esta posición:

  • Contundencia: No te limites, no te frenes ante la posible pérdida del balón, la agresividad es positiva y fundamental en esta posición, evitando siempre caer en el juego sucio.
  • Colocación: La buena ubicación en el campo se desempeña de acuerdo a la experiencia y el conocimiento de cómo juega tu equipo y cuáles son los puntos que debes cubrir, siempre buscando una posición donde puedas alcanzar a tu rival.
  • Velocidad: Este punto depende de si eres un jugador central o lateral, en el caso de ser el primero, tu velocidad es para alcanzar cobertura, en el caso de ser defensa lateral, debes enfocarte en la velocidad tanto en defensa como en ataque.