Las repeticiones bajo presión

El autor M. Cook en su libro «Dirección y entrenamiento de equipos de fútbol», ha establecido que las repeticiones bajo presión son ideales para mejorar técnicas y habilidades, a través de la ejecución de una práctica acelerada, esto tiene como finalidad que los jugadores sepan desarrollar sus funciones con precisión y juicio.

Por lo general, en estas repeticiones los participantes deben correr a menudo, junto con escasos intervalos de recuperación, lo cual corresponde a una situación similar a la de cualquier juego de fútbol.

El autor asegura que este tipo de entrenamiento debe ser cronometrado, con la finalidad de que los jugadores no se esfuercen al límite y pierdan su rendimiento, es por esto que por lo general se ejecuta en el transcurso de unos 35 o 40 segundos, sin embargo, por lo general los jugadores no se esfuerzan al máximo, haciendo que los tiempos de trabajo correspondan a un minuto, siempre y cuando los lanzamientos, trabajo y descanso sean controlados de manera adecuada.

El análisis realizado por el autor en relación a este tipo de entrenamiento, es que el mismo ayuda a los jugadores a combatir los nervios cuando se ven implicados en técnicas de tipo reactivo, como por ejemplo, chutar o realizar pases a velocidad, trayendo como resultado que el jugador aprenda a controlar su precisión y aciertos ante momentos de fatiga.

Para culminar, es importante mencionar que esta técnica de entrenamiento debe ser utilizada de forma consciente, ya que mantener una sesión de entrenamiento enfocada en las repeticiones bajo presión, hará que los participantes se cansen y pierdan precisión en las actividades.