Técnica y táctica del fútbol

El día de hoy desarrollaremos las características que conforman la técnica y la táctica del fútbol, estas han sido previamente propuestas por el autor E. Benedek en su libro «Fútbol infantil», a continuación estableceremos las distintas diferencias entre ellos:

La técnica del fútbol, es aquella que otorga resultados óptimos desde el punto de vista de espacio y tiempo. Un ejemplo claro de esto, es que el tiro a puerta o el control del balón, debe ser ejecutado con la menor cantidad de toques posible, con un poco tiempo de preparación, a una velocidad elevada y con movimientos precisos.

Otro ejemplo, como lo es el caso del dribling, lo esencial es proteger el balón, luego de haberlo ganado, para luego encontrar un enlace óptimo con el juego.

La táctica del fútbol, su importancia se centra en la velocidad del juego sin balón, un factor determinante de juego, es el cambio de ritmo, mientras que el juego de posiciones fijas se ha formado parte del pasado y en el caso del juego de variables, se realizan solo con jugadores polivalentes, los cuales pueden ser alineados de acuerdo a la táctica o correspondiente a una situación de juego dentro de cualquier posición.

Es importante mencionar que la madurez de la táctica es necesaria para la evolución de una nueva técnica, así como también la madurez de múltiples concepciones tácticas colectivas.

La preparación física y sus características

Una vez más, nos adentraremos a otro punto de vista que se centra en la preparación física y sus características, las mismas tienen relación con lo establecido por el autor A. Goma en su libro «Manual del entrenador de fútbol moderno», esta se basa en las sobrecargas físicas que influyen sobre las propiedades morfológicas y funcionales de un organismo, llevándolo a su desarrollo físico.

En el caso del fútbol, la preparación que se encuentra vinculada a este deporte asegura el desarrollo físico necesario del jugador para que este pueda poseer un alto rendimiento tanto en las sesiones de entrenamiento, los partidos e inclusive las temporadas.

La preparación física general, enfocada al fútbol, se basa en el desarrollo de las cualidades físicas básicas, asumiendo así una formación unilateral.

En el caso de la preparación física especial, esta se dirige a la acción de incrementar la capacidad del rendimiento de una cualidad física específica, que sea de bastante importancia en este deporte.

De acuerdo a lo descrito por el autor, actualmente se realizan más entrenamientos con la finalidad de trabajar la preparación física especial, antes que la general, debido a que de esta manera se consigue un mayor incremento en el rendimiento del jugador.

Las ventajas observadas gracias a la preparación física también están vinculadas a la técnica y a la táctica, por lo tanto, se pueden sintetizar en lo siguiente:

  • La preparación física facilita el trabajo técnico-táctico.
  • El aprendizaje de distintas técnicas puede facilitarse debido al nivel de preparación física que posea el jugador.
  • El desarrollo de las acciones colectivas, tienen relación con la preparación física de los participantes.
  • La estabilidad psicológica está cercanamente vinculada con la preparación física, debido a que esta facilita la forma en la que el jugador aprende, como mejora sus acciones y como se desarrolla con sus compañeros.

Descontrol de acciones en niños

El día de hoy desarrollaremos una serie de acciones relacionadas a las distintas técnicas empleadas por niños en el fútbol, que en este caso no son llevadas a cabo de forma de correcta, lo expuesto en el presente artículo está relacionado a lo planteado por el autor T. Guimarães en su libro «Fundamentación y técnica en el fútbol».

La desproporción de la fuerza, esto se debe a que se produce un agotamiento en el jugador debido al uso exagerado o no racionado de la fuerza durante la ejecución de sus funciones, lo cual trae como resultado que las técnicas empleadas no sean realizadas de forma armónica.

Los fallos coordinativos, tienen lugar debido a que la coordinación entre los músculos no es realizada de forma correcta, donde los movimientos de tensión y relajación no son bien alternados, provocando así que el movimiento carezca de ritmo y eficacia.

La velocidad de la ejecución, se realiza de forma incorrecta, debido a que no hay una constante en la velocidad empleada por el jugador, por lo tanto acelera en ciertos puntos y se vuelve lento en otros.

La estabilidad insuficiente, los gestos técnicos no son realizados de manera estable, por lo tanto, no se ejecutan con las mismas características, por lo tanto, estas pueden observarse alteradas de acuerdo a las situaciones de juego o por la presencia de elementos que perturben al jugador, como por ejemplo, la fatiga, el ruido, la presión ambiental, los adversarios, entre otros factores.

Una vez identificados estos aspectos que influencian de forma negativa el juego del participante, lo más recomendable es recurrir a la ejecución de métodos correctivos que ayuden al jugador a potenciar y desarrollar sus capacidades en el campo de juego.

Secuencia adecuada para el aprendizaje del fútbol

Existe una gran cantidad de opiniones con respecto a cual es la mejor secuencia relacionada al aprendizaje del fútbol, de acuerdo a lo planteado por el autor T. Guimarães en su libro «Fundamentación y técnica en el fútbol», muchos entrenadores afirman que esta debe estar centrada en los elementos tácticos, como por ejemplo, la lógica interna del juego, los objetivos de la cooperación entre compañeros de equipo y la posición que estos deben mantener como conjunto ante los adversarios, mientras que por otra parte, algunos proponen un aprendizaje progresivo, capaz de facilitar la adquisición de gestos técnicos hasta alcanzar el esperado nivel de domino sobre la táctica y la técnica.

Es una realidad que ambas propuestas son válidas y poseen sus aspectos positivos y negativos e independientemente en ellos se establece un proceso de formación técnico-táctica, ell cual desarrollaremos a continuación:

  • Primeramente, se debe desarrollar la presentación global de la ejecución correcta de la técnica.
  • Se debe ejercitar el gesto técnico en condiciones simplificadas.
  • Se debe llevar a cabo la repetición múltiple de la secuencia de la acción técnica.
  • Se les presenta a los jugadores las pequeñas variantes del juego y la relación que tiene con los compañeros y otros elementos, como por ejemplo, el campo, las porterías, la pelota, entre otros.
  • Las prácticas se realizan en contextos de juegos más amplios a la situación real, en la cual intervienen tanto compañeros como adversarios.
  • El contenido táctico de los objetivos debe reconocerse por ser creciente.
  • El gesto técnico se practica teniendo en consideración las consecuencias propias del juego, en la cual se establece la combinación de los distintos elementos del deporte.
  • Se deben introducir los contenidos teóricos y teórico-práctico de los principios y la táctica individual.
  • Se amplia el repertorio de variantes y distintos recursos técnicos.
  • Por último, se ejecutan acciones en condiciones similares a la competición, donde por lo general se encuentran presentes el estrés físico y mental de los jugadores.

El secreto de Brian Laudrup

Brian Laudrup, es conocido por haber sido un jugador de fútbol danés, quien a lo largo de su carrera llegó a realizar 21 goles y fue ganador de la Copa Mundial en el año 1992, cuando jugó junto al equipo de Dinamarca.

El autor B. Peitersen en su libro «Técnica del fútbol. El ABC del entretenimiento juvenil», establece una serie de componentes que hacían de este jugador uno de los mejores al momento de hacer regates, a continuación, les hacemos mención de esas características.

Hacer malabarismos, para esto se necesitaba un entrenamiento completamente dedicado a la técnica, una vez dominada la misma, se realizaba el mismo entrenamiento con el pie izquierdo, para luego alternar entre el derecho y el izquierdo. Este jugador siempre se encontraba practicando las fintas, los regates y las diferentes formas de mantener el balón en el aire.

Todas las situaciones eran oportunidades para practicar, mientras Brian no estaba entrenando, siempre encontraba un momento para jugar así sea con una lata de refresco, que hiciera la función del balón, muchas veces se integraban muchachos del mismo curso y de otros también, haciendo que de esta manera la técnica de chutar madurara fuertemente en él.

El entrenar en un club, como buen jugador, tan pronto como este tenía la posibilidad de entrenar, lo hacía, esto traía como resultado que se diera cuenta que existían técnicas a las cuales les faltaba madurez para poder emplearlas en partidos de competición, así como también fue aumentando la cantidad de trucos que dominaba, lo cual trajo como resultado que en competencias, los defensas no pudiesen predecir la técnica que dominaba en el momento.

Este jugador es un ejemplo a seguir por lo tanto, las características que lo formaron son un ejemplo de lo que como entrenadores quisiéramos alcanzar.

Criterios de progresión en la etapa de iniciación

Para el día de hoy nos centraremos en los criterios que se deben tener en cuenta para asegurar la progresión de los jugadores en la etapa de iniciación, que como bien sabemos corresponde a jugadores en edades comprendidas entre 12 y 14 años, es importante tener en cuenta que estos criterios son basados en lo establecido por los autores A. Sans y C. Frattarola en su libro «Manual para la organización y el entrenamiento en las escuelas de fútbol».

De acuerdo a lo establecido por los autores, esta etapa está compuesta por tres ciclos y cada uno se puede desarrollar de acuerdo a una serie de criterios en cuanto a la técnica y a la táctica, los cuales mencionaremos a continuación:

Primer ciclo: 

  • Técnica: En este ciclo se debe ejecutar de forma correcta acciones fundamentales que desarrollen la habilidad de los jugadores.
  • Táctica: En este ciclo se debe desarrollar correctamente las acciones fundamentales de cada objetivo en situaciones básicas, como por ejemplo: 3×1, 2×1 y 1×1.

Segundo ciclo: 

  • Técnica: En este ciclo se debe ejecutar las acciones fundamentales a nivel técnico, especialmente en situaciones de superioridad numérica, que corresponden a una dificultad mínima.
  • Táctica: En este caso se deben utilizar correctamente las acciones fundamentales de cada objetivo, especialmente cuando existe una dificultad mínima, como lo es la superioridad numérica, como por ejemplo: 1×1 (Aquí se presentan acciones individuales de táctica defensiva), 3×1, 4×2 y 5×3.

Tercer ciclo: 

  • Técnica: En este ciclo igualmente se debe ejecutar de forma correcta los objetivos que corresponden al mismo, teniendo en consideración que esto debe suceder a nivel de técnica, con una velocidad de ejecución correcta.
  • Táctica: Utilizar acciones fundamentales de forma correcta y que estas se manifiesten en situaciones de velocidad de ejecución en igualdad numérica.

Acciones tras recepción

Tras la recepción del balón se debe llevar a culminación una acción que determine el rumbo del balón después de llegar a los pies de un jugador, es por esto que a continuación haremos mención de lo establecido por el autor E. Benedek en su libro «Fútbol infantil», quien hace mención de las siguientes acciones que hoy desarrollaremos:

Recepción tras finta corporal, en este caso el jugador debe controlar el balón de una forma que su adversario que se encuentra situado detrás de él se mueva, luego de esto, proseguir la recepción hacia el lado izquierdo.

Recepción tras finta de carrera, en esta oportunidad, el jugador va al encuentro del balón para que de manera repentina, este proteja el balón con el cuerpo y amaga el balón con una finta corporal, sin embargo, el balón se deja pasar para finalmente controlarlo y enviarlo a la dirección que se desea.

Recepción tras finta de tiro, la particularidad de la finta de tiro es que se puede generar luego de cualquier tipo de recepción. Para esto se debe amagar un golpe al balón que haga que el adversario pierda la atención y debido a que se prepara para el bloqueo de un tiro, el jugador que recibe ganará una ventaja corporal que se puede aprovechar para que se de la recepción del balón.

Relación entre líneas

A continuación desarrollaremos el concepto de relación entre líneas y lo que implica esta técnica utilizada por los equipos, siempre teniendo en consideración lo establecido por los autores J. Bangsbo y B Peitersen en su libro «Fútbol. Jugar en defensa»

Los autores establecen que un equipo al jugar como colectivo, se coloca de una forma compacta para defender, lo cual trae consigo la presión hecha hacia el jugador que conduce el balón, así como también se concentran varios jugadores defensivos a las cercanías del balón.

El objetivo de esta técnica defensiva es dejar al contrario que posee el balón con el menor espacio posible, así como también posicionarse cerca del adversario mientras este mantenga el control sobre la pelota y finalmente, tener amplitud y profundidad durante el juego en defensa.

Muchas veces, el equipo que ataca se encuentra bien distribuido a lo largo del campo, sin embargo, existen oportunidades en las cuales ellos pierden el balón, por lo tanto es importante que los jugadores se replieguen inmediatamente y se concentren cerca de la esfera.

Es importante tener cuidado con los espacios que se generan haciendo uso de la relación entre líneas, ya que estos pueden ser muy grandes entre ellos puede ser una oportunidad para que el contrario gane ventaja sobre el juego.

Cobertura de la zona y de jugadores

A continuación, haremos mención de las ventajas y desventajas que traen consigo la acción de cubrir la zona y los jugadores, las mismas se encuentran establecidas por los autores J. BansgboB. Peitersen, en su libro «Fútbol. Jugar en defensa».

En el caso de la cobertura de la zona, la misma mantiene una posición clara de la defensa, así como también se puede observar la ausencia de espacios libres, los jugadores se encuentran en una situación óptima una vez que reciben el balón y por último, existe una gran posibilidad de realizar un pase una vez que se tiene le dominio del balón bajo esta circunstancia.

Igualmente, la acción de cubrir la zona desencadena una serie de consecuencias, como lo es el caso de confusión en cuanto a competencias, los jugadores tienden a necesitar un refuerzo de aprendizaje de esta técnica, así como también los jugadores tienden a presenciar miedo ante el hecho de abandonar sus zonas, lo cual les dificulta la acción de realizar un ataque.

Existe otro caso propuesto por los expertos, que se basa en la cobertura de un jugador, la cual se diferencia por el hecho de que los jugadores tienen una posición clara ante esta acción, es bastante fácil de aprender, durante la acción de la cobertura se puede tener una posición cercana al balón y también, se pueden aprovechar los puntos fuertes de los jugadores defensas.

En el caso de los inconvenientes que involucra realizar esta técnica, es importante mencionar el hecho de que el defensa puede ser movido de su posición, la inseguridad al momento de realizar acciones defensivas puede verse muchísimo más notoria, pueden existir espacios libres en la formación de la defensa y muchísimas veces los jugadores sienten que llevar a cabo este tipo de cobertura, representa un esfuerzo físico que culmina en fatiga.

Entrenamientos para el disparo de cabeza

Siguiendo la línea de lo mencionado en el transcurso del día de ayer, hoy desarrollaremos una serie de ejercicios para potenciar el progreso de los jugadores haciendo uso del disparo de cabeza, los mismos son propuestos por W. Warren y G. Darren, en su libro «Guía de supervivencia del entrenador de fútbol», los mismos son los siguientes:

Ejercicio nº 1:

  • Cantidad de jugadores: Esta actividad puede ser realizada de forma individual.
  • Descripción de la actividad: Los jugadores deben sostener el balón frente a sus cabezas a 5 o 9 cm de distancia, con sus manos y sin mover la cabeza, harán rebotar el balón en sus frentes y atraparán la pelota con las manos.

Este ejercicio está destinado a los entrenamientos de niños pequeños, ya que a través del mismo, los participantes pueden crear una familiaridad con el balón y la forma en la que el mismo hace contacto con su cuerpo.

Ejercicio nº 2:

  • Cantidad de jugadores: Esta actividad puede ser realizada de forma individual.
  • Descripción de la actividad: Los jugadores siguen sosteniendo la pelota entre 5 y 9 cm de distancia de sus frentes, arquean el cuerpo lejos del balón y balancean el torso superior, la cebra y el cuello hacia delante para hacer contacto con el balón. Es importante en este ejercicio mantener el tronco rígido y la mirada en el balón en todo momento.

Este ejercicio, puede ser desarrollado en jugadores un poco más grandes y puede llevarse a una dificultad mayor, estableciendo previamente un punto en el cual el balón debe llegar luego de realizar el contacto con la cabeza.