Teoría sobre la técnica del entrenamiento

De acuerdo a lo propuesto por B. Peitersen en su libro «Técnica del fútbol. El ABC del entretenimiento juvenil», el fútbol se puede enseñar a través de dos apartados, los cuales se complementan y todo jugador debe ser capaz de manejar ambas.

La adquisición del entrenamiento técnico, este se caracteriza por no tener ningún tipo de presión sobre el jugador, así como también los ejemplos se centran en la realización correcta de la técnica y por último, las repeticiones son bastantes frecuentes, durante un período largo de tiempo y dentro de una unidad de entrenamiento.

La aplicación del entrenamiento técnico, en este caso, el entrenamiento se enfoca hacia un objeto o hacia una variable de juego concreta, por lo tanto, en el momento en el que el jugador va a realizar un movimiento con el empeine, la situación del juego, el calculo y la determinación de cuál es la mejor acción ha realizar, ya ha debido ser captada y analizada por el jugador.

Es un hecho que el fútbol es uno de los juegos que posee un mayor número de variables, es por esto que el aprendizaje de las mismas se debe fortalecer durante la adquisición del entrenamiento técnico, mientras que la aplicación del entrenamiento técnica es la capacidad que tiene el jugador de hacer uso de la parte teórica aprendida para desarrollar de la mejor manera el juego que se encuentra desarrollando, lo cual trae como conclusión que la condición técnica fundamental para ambos casos es el buen manejo de la capacidad motora individual.