Todo sobre el pase con efecto

El pase con efecto es reconocido por el uso que los defensas hacen del mismo, por lo general lo utilizan para sortear obstáculos que se encuentren en la cancha.

Este pase puede realizarse tanto con el empeine interior como con el exterior, es importante tener en consideración que con el primer caso, el margen de error se reduce considerablemente.

El autor D. Smith en su obra «Magia del fútbol. Habilidades técnicas» hace mención de los siguientes pasos y consejos para llevar a cabo este tipo de pase:

  1. El jugador debe mantener la vista sobre el balón mientras se acerca al mismo.
  2. Se debe golpear el costado de la esfera apuntando hacia un lugar alejado de su destino. En el caso de realizar este pase con la parte interna del pie, el movimiento debe ser un toque en la parte media de la esfera, así como también evitar golpearla en su parte baja.
  3. El jugador debe cruzar la pierna de apoyo al momento de realizar el pase, para que de esta forma la pelota haga el efecto necesario. Este movimiento debe ser exagerado para que el efecto sea más pronunciado.

 

Este pase puede llevarse a cabo con la precisión adecuada siempre y cuando se practique constantemente, teniendo en cuenta lo mencionado con anterioridad y el hecho de que un buen pase también tiene que ver bastante con la estrategia con la que se realiza.